La cúpula de la Generalitat cobrará paga extra aunque debe la de los funcionarios

stop

Puigdemont sube el sueldo un 1% a los consejeros y directores generales; añade a la mejora la extra de Navidad. El presidente catalán sí mantiene congelada su nómina

Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat. EFE/Quique García

Barcelona, 15 de noviembre de 2016 (14:00 CET)

Los consejeros y altos cargos de la Generalitat volverán a cobrar la paga extraordinaria de Navidad que el anterior presidente, Artur Mas, suprimió en 2011 para dar ejemplo de austeridad. Entonces, después de recortar el sueldo a los funcionarios de Sanidad, Mas dijo en el parlamento catalán que "todos debemos hacer sacrificios".

Estos sacrificios económicos ya se han acabado, al menos para los altos cargos.  Según la documentación que acompaña una respuesta parlamentaria de la consejera Meritxell Borràs a la diputada socialista Alicia Romero, los altos cargos de la Generalitat se beneficiarán éste año de un incremento salarial del 1% y recibirán dos pagas extraordinarias.  

El único miembro del gobierno catalán que no se beneficiará de estas medidas es precisamente su presidente, Carles Puigdemont, que ha renunciado a una paga extraordinaria y al incremento salarial del 1%, según consta en la documentación. Del salario bruto de 145.470 euros anuales que correspondía al presidente de la Generalitat, Puigdemont recibirá 136.834 euros, unos 8.600 euros menos.

Los nuevos sueldos

El sueldo de los consejeros queda en 109.663 euros brutos anuales, mientras que la remuneración máxima de los secretarios generales, así como la de algunos directores, se fija en 109.314 euros, tan sólo unos 300 euros menos que los titulares de sus respectivos departamentos.  

Tal y como establece la ley 2/2014, que regula los sueldos de los altos cargos del sector público, las retribuciones íntegras del personal directivo "en ningún caso pueden ser superiores a las fijadas para el cargo de consejero de la Generalitat". El gobierno catalán estaría cumpliendo esta normativa por los pelos, por tan sólo unos 300 euros.  

Romero, diputada del PSC, apunta que la anterior normativa no se estaría cumpliendo con algunos altos cargos nombrados con anterioridad a la aprobación de la ley reguladora de los sueldos del sector público.

El PSC lo considera inaceptable

Romero califica de "inaceptable" que en un momento de crisis como el actual, en el que "se siguen pidiendo esfuerzos a tantas personas y a los propios funcionarios de la Generalitat", los altos cargos se incrementen su sueldo en un 1% y recuperen la paga extraordinaria de Navidad. Por cierto, la Generalitat todavía debe plazos de pagas anteriores a sus funcionarios.  

La diputada del PSC indica que intentarán revertir ésta situación cuando el vicepresidente económico, Oriol Junqueras, inicie el debate de los presupuestos del 2017.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad