La edad de jubilación se retrasa a los 67 años

stop

Se aplicará de manera progresiva durante los próximos 15 años

Jubilados jugando a la petanca | Efe

30 de diciembre de 2012 (18:38 CET)

El grueso de la reforma del sistema de pensiones entra en vigor el uno de enero. La ley, aprobada en agosto de 2011, elevará la edad de jubilación de los 65 años actuales, hasta los 67. No se aplicará de manera inmediata, sino a lo largo de los próximos 15 años. Se incrementará un mes por año durante los seis primeros ejercicios, y dos meses por año durante los nueve últimos. Estará completa, por tanto, en 2027, cuando las subidas progresivas retrasen la edad de jubilación hasta los 67 años.

La norma también establece un aumento en los años que necesita cotizar un ciudadano para obtener la pensión máxima. Aquellos que salgan del mercado laboral a los 67 años tendrán que haber cotizado 37, frente a los 35 que se exigían hasta ahora. Este tránsito se realizará también progresivamente, en paralelo a la subida de la edad legal de jubilación.

La reforma mantiene en 15 años la edad mínima para tener derecho al 50% de la pensión, pero harán falta 22 años para poder acceder al 100% de la prestación, frente a los 20 años actuales.

Jubilación anticipada y parcial


Por otro lado, el Gobierno ha decretado la suspensión durante tres meses de los artículos de la reforma relativos a la jubilación anticipada y parcial. La decisión, según explicaron fuentes del Ejecutivo, responde a su voluntad de cumplir los compromisos adquiridos con Bruselas para ampliar cuanto antes la edad efectiva de jubilación y atajar el fraude en estas dos modalidades. Con este objetivo, ha elaborado un informe que se ha sido trasladado al Pacto de Toledo.

El texto aboga por elevar de los 61 a los 63 años la jubilación parcial y anticipada forzosa ,y de 63 a 65 años las jubilaciones anticipadas de carácter voluntario.

En este trimestre, el Gobierno espera llegar a un acuerdo con los grupos parlamentarios para revisar los artículos relativos a estas modalidades, pero ha dejado abierta la puerta a aprobar un decreto antes para implantar los cambios necesarios.

Aumentar los coeficientes de reducción


El informe presentado abría también un debate sobre el establecimiento de coeficientes de reducción de la pensión en el caso de la parcial, así como sobre los periodos de cotización previos requeridos para acogerse a estas modalidades.

En cuanto a la jubilación parcial, el Ejecutivo propone modificar la jornada laboral obligatoria para que llegue hasta el 50% (en lugar del 27%), prolongar la vigencia del contrato de relevo o establecer un periodo mínimo de cotización exigido de 33 años.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad