La enfermera con ébola está estable y su marido aislado

stop

La directora general de salud pública avanza que se están aplicando “varias opciones terapéuticas”; Bruselas pide explicaciones al Gobierno español por el contagio de la profesional sanitaria

Redacción

La directora general de Salud Pública, Mercedes Vinuesa, y el presidente de la Comisión de Sanidad, Mario Mingo / EFE
La directora general de Salud Pública, Mercedes Vinuesa, y el presidente de la Comisión de Sanidad, Mario Mingo / EFE

07 de octubre de 2014 (10:53 CET)

Todas las miradas están centradas en el hospital Carlos III de Madrid, donde, desde esta madrugada se encuentra ingresada la auxiliar de enfermería infectada de ébola.

La mujer se encuentra estable y por ahora, no corre “riesgo vital”, tal y como ha indicado el coordinador del centro de alertas y emergencias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón. Por su parte, el marido de la profesional sanitaria ha sido aislado en el hospital la Paz Carlos III (Madrid) para que tenga una cuarentena con mejor seguimiento.

Opciones terapéuticas

La directora general de salud pública, Mercdes Vinuesa, ha comparecido este martes para aportar los últimos detalles y recordar los otros dos casos de ébola en España. Vinuesa ha reiterado que no existe ningún tratamiento específico y que “todo está en fase experimental”. Pero ha puntualizado que España tiene a su disposición varias opciones terapéuticas que se empezaron a aplicar desde el mismo lunes, cuando se confirmó el primer caso de ébola fuera de España.

La profesional sanitaria, que se prestó como como voluntaria en el equipo que atendió a los misioneros Miguel Pajares y Manuel García Viejo se fue de vacaciones el día después de la muerte de este último. Por ello, Simón ha asegurado que se propondrá el aislamiento de las personas que en los últimos seis días han estado en contacto directo con la auxiliar de enfermería contagiada.

Bruselas pide explicaciones

Por su parte, la Comisión Europea ya ha pedido explicaciones al Gobierno español por el primer contagio registrado en el viejo continente. El portavoz del Ejecutivo comunitario, Frédéric Vincent, ha detallado que el mismo lunes, tras conocerse el caso de la enfermera madrileña, Bruselas remitió una carta al Ministerio de Sanidad para conocer los motivos. "Obviamente hay un problema en alguna parte", ha destacado este portavoz.

El brote de ébola detectado en los últimos meses ya ha provocado la muerte de más de 3.000 personas en África Occidental. Un estudio situó la fuente de origen en un niño de dos años de la ciudad de Gueckedou, una aldea de Guinea. Este país ya registró en marzo la muerte de más de 50 personas por una fiebre hemorrágica que más tarde se identificó con el virus del ébola.

Pero no fue hasta el pasado 8 de agosto que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la expansión de este virus mortal una “emergencia de salud”.



Reunión en el Ministerio

La medida, como ha indicado Simón, se tomaría “por precaución” y por la “alarma social” generada. El periodo de seguimiento sería de 21 días, semanas en las que se podría desarrollar los síntomas del ébola.

Además, otros 30 profesionales sanitarios que atendieron a los misioneros están siendo sometidos a vigilancia epidemiológica. “Sería muy inocente pensar que no existe capacidad de trasmisión. Aunque sigue siendo muy baja”, ha sostenido Simón.

Todos los directores generales de salud pública de las comunidades autónomas asistirán a una reunión prevista para este mediodía en el Ministerio de Sanidad para abordar los últimos datos del contagio de la auxiliar de enfermería.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad