La enfermera contagiada de ébola en Madrid tardó una semana en ser ingresada

stop

La profesional acudió por primera vez al médico el 30 de septiembre, cuando empezó a sentir fiebre

 La ministra de Sanidad, Ana Mato, en el centro | EFE

06 de octubre de 2014 (20:50 CET)

Las autoridades sanitarias españolas han tardado seis días en decidir el ingreso y aislamiento de la auxiliar de enfermería contagiada de ébola en Madrid. El subdirector de Promoción de la Salud y Prevención de la Comunidad de Madrid, Antonio Alemany, ha admitido en una comparecencia de urgencia que el pasado 30 de septiembre la sanitaria acudió a un hospital ante los primeros signos de que había sido infectada con el virus.

“Eran síntomas vagos y la fiebre no llegaba a los 38,6 grados”, ha explicado el directivo. En ese momento se decidió que volviera a casa y siguiera con su “vida normal”. De hecho, continuó disfrutando de sus vacaciones, iniciadas el día después de que falleciera el misionero Manuel García Viejo (25 de septiembre).

Atención a Pajares y García Viejo

La auxiliar de enfermería ya está ingresada en el centro sanitario de referencia en España por la enfermedad, el Hospital Carlos III (actualmente adscrito a La Paz), donde ella trabaja. La directora general de Salud Pública, Maria Mercedes Vinuesa, ha confirmado que la profesional participó en los dos dispositivos médicos que trataron tanto a García Viejo como a Miguel Pajares. En el último caso, entró en dos ocasiones en la habitación del enfermo. “La primera de ellas para realizar una atención directa del paciente y la segunda para recoger material sanitario tras el fallecimiento”, detalla Alemany.

En ambas ocasiones se siguió estrictamente el protocolo activado para evitar un contagio. De hecho, no consta ninguna alerta de que ocurriera algún incidente en el tratamiento de ninguno de los dos misioneros. El Ministerio de Sanidad desconoce en estos momentos cómo se contagió la auxiliar de enfermería.

Lista de posibles infectados

Casada y sin hijos, los responsables de la seguridad sanitaria en España trabajan ahora con el marido de la sanitaria para hacer una lista de todas las personas que han entrado en contacto con ella. Todos serán controlados para determinar si alguien ha sido contagiado y evitar que se extienda el virus en España.

La relación será larga. García Viejo murió el 25 de septiembre, la enfermera empezó las vacaciones el día siguiente, no fue al hospital con los primeros síntomas hasta cuatro días más tarde y el ingreso y aislamiento no se ha producido hasta este lunes. “Ahora empezamos a recabar los datos de la lista de quienes estuvieron en contacto con ella”, ha indicado Alemany. Justifica la tardanza porque no se sabía con certeza hasta la tarde del lunes, cuando se ha confirmado con un segundo análisis, que la sanitaria estaba infectada.

También se ha intensificado la vigilancia al resto de miembros del equipo facultativo que trabajó con García Viejo en el hospital Carlos III para descartar que existan nuevos contagios. Atendieron al misionero una treintena de profesionales.

Mato elude responder

La ministra Ana Mato ha encabezado la comparecencia pública. Ha mantenido el perfil bajo impuesto tras verse salpicada por el caso Gürtel. La responsable de la sanidad en España se ha limitado a señalar que se está coordinando el dispositivo con las autoridades sanitarias nacionales e internacionales; que se siguen las recomendaciones de la OMS y ha querido mandar un mensaje de tranquilidad: “El personal sanitario que tenemos está perfectamente formado y contamos con toda la estructura técnica y organizativa necesaria”.

Mato ha eludido responder a ninguna otra pregunta. Sólo ha matizado que por ahora nadie va a dimitir por el fallo en el protocolo que ha provocado la infección de una enfermera en España.

Hospital Universitario de Alcorcón

Por otro lado, el personal del Hospital Universitario de Alcorcón, donde se ha aislado inicialmente a la auxiliar de enfermería, ha denunciado la falta de preparación tanto de los sanitarios como del material disponible para atender a una persona infectada por ébola. “A todos los hospitales de Madrid se les mandó el protocolo de actuación en agosto”, ha sentenciado Alemany.

Asimismo, ha recordado que el contagio con el virus es complicado. “Sólo ocurre con el contacto directo y con los fluidos del enfermo”, añade. Sanidad de Madrid intenta mantener la calma.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad