La enmienda a los presupuestos desencadena el final agónico de Puigdemont

stop

Los anti sistema presentarán una enmienda a la totalidad de los presupuestos, y piden unas cuentas que evidencien que hay una ruptura con el Estado español

Los diputados de la CUP Benet Salellas (i) y Anna Gabriel (c) en el Parlament. / EFE

Barcelona, 28 de mayo de 2016 (14:23 CET)

La CUP y Crida Constituent están dispuestas a dar el golpe de gracia al gobierno de Puigdemont: 
presentarán una enmienda a la totalidad de los presupuestos propuestos por Junts pel Sí. La idea de las agrupaciones anti capitalistas es que esta coalición presente una nueva propuesta que sea más radical.

Además, la CUP pretende renegociar una hoja de ruta que ponga el acento en la desobediencia al Tribunal Constitucional y a otras instituciones del Estado español.

Los representantes de la agrupación dijeron que podrían dar el visto bueno a las cuentas de Puigdemont si se aplica este principio de ruptura, que implica desobedecer los límites al déficit y suspender el sistema de recaudación. Además, solicitan revisar las privatizaciones de la Generalitat y los recortes que se han implementado en estos años.

La decisión se tomó, por 29 votos a favor, 11 en contra y 9 abstenciones, en la reunión del Consejo Político y el Grupo de Acción Parlamentaria de la CUP, a la que concurrieron 11 de las 13 asambleas territoriales y siete de las nueve organizaciones territoriales de Crida Constiuent.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad