La Fiscalía Superior de Cataluña prepara una querella por la celebración del 9N

stop

La acusación iría dirigida contra los responsables de la utilización de los centros públicos en la consulta

La vicepresidenta de la Generalit, Joana Ortega, dando datos de participación del 9N / EFE

10 de noviembre de 2014 (21:03 CET)

La Fiscalía Superior de Catalunya ultima una querella que podría ser presentada en las próximas horas ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) por los hechos supuestamente delictivos que habrían tenido lugar durante la jornada del 9N.

Como consecuencia del desarrollo de las diligencias de investigación llevadas a cabo el domingo y de las distintas denuncias presentadas en los juzgados de guardia, "las bases de la querella son jurídicamente muy sólidas", según han informado las fuentes jurídicas consultadas.

Los directores de escuela

Aunque no han precisado contra quiénes iría de querella, ni los delitos que se les atribuirían como consecuencia de la celebración del proceso participativo de Catalunya, lo más probable es que se dirija contra directores de escuelas, a los que se les podría responsabilizar como empleados públicos y como custodios de los centros escolares.

La Fiscalía abrió el sábado diligencias para determinar si la cesión de locales públicos para la celebración de la consulta alternativa era constitutiva de delito. En el marco de esas investigaciones, la Fiscalía pidió a la Generalitat que aclarase si ordenó ceder escuelas para el 9N y a los Mossos d'Esquadra que identificasen a los responsables de la apertura de locales públicos usados como puntos de votación. También solicitó a la Guardia Civil apoyo para localizar al responsable de la empresa Unipost, que había distribuido la propaganda relacionada con el 9N.

Más información

Al término de la jornada de la votación, la Fiscalía continuaba recabando datos a la luz de las diferentes denuncias presentadas para estudiar si concurren responsabilidades penales y, en su caso, ejercer las oportunas acciones legales oportunas. Los Mossos d'Esquadra han remitido un escrito a la Fiscalía Superior de Catalunya en el que la Generalitat se responsabiliza de la apertura de locales públicos durante la jornada del 9N, sin facilitar la identidad de las personas que lo autorizaron.

En su respuesta al requerimiento de la Fiscalía para identificar a los responsables de locales públicos abiertos para el 9N, los Mossos se remiten a un escrito de la vicepresidenta catalana, Joana Ortega, en el que ésta personaliza la respuesta del Govern y sostiene que no está "en condiciones" de facilitar esas identidades, ya que "se ignoran las condiciones concretas en las que se puede haber accedido a cada una de las dependencias".


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad