La Generalitat no pagará los convenios a los centros sociales en julio

stop

La 'Conselleria' de Benestar Social i Família ha confirmado que tiene problemas de liquidez para abonar las subvenciones de este mes aunque asegura que pagará las de agosto

31 de julio de 2012 (09:12 CET)

Los problemas de tesorería de la Generalitat de Catalunya ahogan a las entidades sociales. La Conselleria de Benestar Social i Família ha confirmado este lunes que no hay liquidez para abonar los pagos de julio a los centros con las que la administración tiene plazas concertadas, como geriátricos, residencias de discapacitados y entidades de atención a enfermos mentales.

La Generalitat insiste en que los conciertos de agosto se podrán pagar "con normalidad" pero desconoce cuándo podrá efectuar el pago de la cantidad correspondiente a julio que este martes no se ingresará. 

Una semana después de que el Gobierno catalán anunciara que acudirá al rescate del fondo estatal de liquidez autonómica, el conseller Josep Lluís Cleries asegura que el problema es "puntual" y que se ha lidiado hasta el último momento con el departamento de Economía para conseguir los fondos necesarios.

Situación límite


Los impagos de la Administración catalana supone el "colapso" de miles de organizaciones, según ha alertado este mismo lunes la Taula del Tercer Sector Social, que aglutina a más de 4.000 entidades.

La Asociación Catalana de Directores de Centros de Atención a la Dependencia Gerontológica (Ascad) ya alertó el pasado martes a la Fiscalía Provincial de Barcelona de la posible "desatención" de los ancianos y discapacitados ingresados en residencias concertadas y colaboradoras de Catalunya ante posibles retrasos en el pago de las nóminas, ahora confirmado por el Ejecutivo catalán.

Colegios concertados

Los problemas de liquidez de la Generalitat también harán mella en las escuelas concertadas. La Conselleria d'Ensenyament garantiza el pago de las nóminas aunque peligra el abono de los gastos generales: suministros, administración, limpieza y mantenimiento. Ésta no es la primera vez que el Gobierno catalán aplaza el pago de los conciertos. El pasado septiembre, coincidiendo con el inicio del curso escolar, los colegios ya sufrieron retrasos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad