Magrudis sabía desde febrero que su carne mechada había dado positivo en listeria y siguió vendiéndola.

La Guardia Civil entra en Magrudis por el escándalo de la listeria

stop

La jueza trata de esclarecer la presunta responsabilidad de la empresa en brote de listeriosis, que ha provocado tres muertes y, al menos, siete abortos

Economía Digital

Magrudis sabía desde febrero que su carne mechada había dado positivo en listeria y siguió vendiéndola.

Madrid, 24 de septiembre de 2019 (10:59 CET)

La titular del juzgado de instrucción número 10 de Sevilla, que investiga la causa abierta contra Magrudisha ordenado este martes el registro de la sede y de varios inmuebles propiedad de la empresa. La jueza trata de esclarecer la presunta responsabilidad de la empresa en brote de listeriosis declarado el pasado 15 de agosto, que ha afectado a más de 200 personas y ha provocado tres fallecimientos y, al menos, siete abortos

Los agentes que participan llegaron anoche de Madrid y a primera hora de la mañana han comenzado a actuar, dirigiéndose en primer lugar al domicilio del administrador de la empresa, Sandro José Marín Rodríguez, al que han pedido que colabore de forma voluntaria, han indicado a Efe fuentes de la investigación.

Se está buscando documentación de todo tipo, tanto en soporte electrónico como en papel, entre otros efectos por orden de la jueza, que tiene levantadas sobre las actuaciones el secreto de sumario.

Sabía que la carne estaba contaminada desde febrero

El grupo Laboratorios Microal SCL remitió al Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla un informe que refleja que una muestra de un lote de carne 'La Mechá' de la empresa Magrudis dio positivo por listeria el pasado mes de febrero, por lo que la presunta responsable del brote de listeriosis conocía la información seis meses antes de que se iniciara la crisis sanitaria. 

El informe remitido por el laboratorio indica que se avisó "en tiempo y forma" a Magrudis de la contaminación de sus productos por la bacteria "listeria monocytogenes".

Delito contra la salud pública

El pasado 19 de septiembre, el consejero andaluz de Salud y Familias, Jesús Aguirre, anunció que la Junta de Andalucía se había personado en el juzgado como acusación particular contra Magrudis SL por el brote de listeriosis causado por la carne mechada que la empresa vende bajo la marca "La Mechá".

Previamente, la jueza admitía a trámite la querella presentada por FACUA-Consumidores en Acción contra Magrudis, su administrador y socio único, Sandro José Marín Rodríguez, y el padre, que aparece como gerente de la empresa, José Antonio Marín Ponce.

En el auto, la magistrada señala que los hechos denunciados pueden ser constitutivos de delitos contra la salud pública y lesiones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad