Votante depositando su voto durante unas elecciones / EFE

¿El votante de izquierdas nace o se hace? ¿Y el de derechas?

stop

El catedrático de psiquiatría, Adolf Tobeña, presenta su nuevo libro, 'Neuropolítica': explora aspectos como la relación entre ideología y genética

Barcelona, 14 de marzo de 2018 (12:00 CET)

La realidad política de los últimos años se ha visto rodeada de una carga emocional muy evidente, que se ha traspasado de forma clara al discurso ideológico de los líderes de diversos movimientos. La apelación a los sentimientos y la llamada al voto con el corazón han sido instrumentos repetidos durante las últimas campañas.

Se ha buscado el motivo para esta regresión al difícil momento económico mundial, pero la respuesta, según teoriza el catedrático en psiquiatría de la Universidad Autónoma de Barcelona, Adolf Tobeña, es más sencilla. El votante de izquierdas o de derechas lo es por imposición genética, por lo que reducir el discurso político a un bombardeo de consignas facilita depositar la confianza instintiva en un partido o en otro.

'Neuropolítica' disecciona cuestiones fundamentales, como la mejor forma de elegir a los políticos

El autor de 'La pasión secesionista' vuelve a las librerías con su nuevo título, 'Neuropolítica', editado por ED Libros. Tobeña nos adentra en un ensayo donde se analizan mediante la neurociencia social diferentes principios del marco democrático y los rasgos biológicos del eje izquierda/derecha que marcan las preferencias ideológicas básicas de cada ciudadano.

"El estudio de las ideas desde el punto de vista psicobiológico sufrió décadas de postración", asegura Tobeña en el libro. "Ese dilatado letargo no consiguió, sin embargo, borrar la sospecha de que bajo las posiciones doctrinales debían crepitar resortes temperamentales muy básicos y discernibles".

A partir de esta posición de duda ante el hecho de que las decisiones ideológicas se configuren tras un proceso razonado, el autor de 'Neuropolítica' disecciona en su libro cuestiones fundamentales. La forma más adecuada de seleccionar a los líderes políticos o la influencia de las diferencias de género en el tablero de la igualdad son sólo algunas de ellas.

El peligro del populismo

Uno de los signos más claros de esta involución social pasa, sin duda, por el tremendo impacto del populismo y la confrontación en el debate entre diferentes idearios. Para Tobeña, sería necesario evitar que el enfrentamiento entre doctrinas se parezca cada día más a un ring de boxeo para “proponer y contrastar iniciativas y fórmulas de gobernanza sin recurrir a la confrontación”.

Asegura el autor que cada día importa menos que los programas estén bien trabajados, o que acarreen material averiado o peligroso para el progreso social, y que ante este contexto es más sencillo la aparición de "timadores, trepas y aspirantes a déspotas que se reproducen en cada generación".

Sería necesario evitar que el enfrentamiento entre doctrinas se parezca a un ring de boxeo

El ascenso de movimientos fascistas en toda Europa o la elección de líderes de dudosa capacidad para la gestión de un país son una señal indudable de que, en cierta forma, Tobeña tiene razón en sus pronósticos. Si también está en lo cierto en la influencia de los genes en el pensamiento, supondrá la caída de más de una construcción propia de la personalidad.

Neuropolítica: toxicidad e insolvencia de las grandes ideas está disponible en las principales librerías españolas desde el 7 de marzo. Se une a títulos de ED Libros como La pasión secesionista, también de Tobeña, o Filosofar: pensar desde Cataluña, coordinado por Ferran Sáez Mateu.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad