La Marea Blanca amenaza a Florentino con sitiar el Bernabéu

stop

Los sindicatos trasladan el malestar sanitario por los despidos y “la explotación” del personal de limpieza en los hospitales madrileños

16 de octubre de 2013 (00:00 CET)

El malestar por la privatización de servicios sanitarios de Madrid podría llegar al estadio Santiago Bernabéu. La empresa Clece, filial de ACS, propiedad de Florentino Pérez, se hizo cargo hace 15 días de seis hospitales madrileños. Desde el primer momento, ha comunicado a los sindicatos su intención de despedir al 40% de los trabajadores.

En el Clínico ya han retirado a unos 30 empleados de limpieza y en el resto de hospitales ha habido traslados, bajas voluntarias y jubilaciones anticipadas. Una mesa de trabajo, que reúne a sindicatos, usuarios y trabajadores de varios centros de salud afectados, propuso este lunes llevar la Marea Blanca --“o tal vez una Marea Negra”-- al Bernabéu para protestar contra los recortes en limpieza en los hospitales.

“No queremos ir a manifestarnos en contra del Real Madrid ni contra los aficionados, pero sí crear conciencia de la política que está aplicando su presidente que ha comenzado a recibir dinero público por un servicio que afecta a la mayoría de los pacientes hospitalarios en Madrid”, explica un trabajador del hospital de La Princesa, en Madrid, que avala la propuesta.

Cronometrar la limpieza de quirófanos

La empresa de Florentino Pérez también ha empezado a cronometrar cuánto tardan los trabajadores en limpiar un pasillo o un quirófano, lo que es interpretado por la mayoría del personal como explotación laboral. “Le hemos dicho a los trabajadores que no informen sobre los tiempos que tardan en limpiar los espacios, porque esto será la excusa para que los comiencen a despedir”, explicó Nieves Lozano, portavoz del sindicato Fesitess.

“La higiene y la limpieza no pueden ser recortados porque son intrínsecos a la sanidad. Si toleramos esto, terminaremos teniendo unos servicios sanitarios tercermundistas”, explica Carmen Esbrí, miembro de Attac y de la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid.

También en ambulatorios


Los hospitales ya no manejarán los presupuestos de limpieza sino que serán asumidos directamente por la Consejería de Sanidad de Madrid. El gobierno autonómico destinará 208 millones de euros para la limpieza de los seis centros durante los próximos tres años, una tarea que quedará en manos de Clece y Ferroser Servicios Auxiliares, filial de Ferrovial.

Los recortes también afectan a los centros de atención primaria. Algunos de ellos denunciaron este lunes que los turnos de limpieza han sido reducidos a la mitad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad