La oposición en bloque tumba los presupuestos de Colau

stop

Ada Colau se encamina a la cuestión de confianza, a la que probablemente se someterá en el pleno del próximo 23 de diciembre

Jaume Collboni (PSC) y la alcaldesa Ada Colau (BComú), en una imagen de archivo. EFE

Barcelona, 15 de noviembre de 2016 (20:53 CET)

Ada Colau no levanta cabeza. Ayer se llevó el tercer batacazo en menos de un mes. Primero, toda la oposición le tumbó el Plan de Acción Municipal, la hoja de ruta de su gobierno; después, las nuevas ordenanzas fiscales; y éste martes, su propuesta de presupuestos. En las tres votaciones ha obtenido el mismo resultado: 15 votos a favor, correspondientes al equipo de gobierno de BComú y PSC, y 26 en contra, de los grupos de CiU, C'S, ERC, PP y CUP.  

Después de que la comisión municipal de Economía y Hacienda rechazara su propuesta de presupuestos, a Colau no le queda otra salida que vincular las cuentas a una cuestión de confianza. Ya se ha previsto una fecha, el viernes 23 de diciembre, dos días antes de Navidad.

El ex alcalde Xavier Trias mostró el camino a seguir  

Si Colau no supera la cuestión de confianza, la oposición dispondrá de un mes para presentar una moción de censura con un candidato alternativo a la alcaldía. Como probablemente fracasaran en el intento, Colau conseguirá aprobar las cuentas de forma automática. El ex alcalde convergente Xavier Trias ya utilizó ésta misma fórmula para aprobar los presupuestos de 2014.  

Para armar una mayoría alternativa, sería necesaria la participación del PSC o de ERC. El socialista Jaume Collboni, segundo teniente de alcalde, ha dejado claro que se mantendrá fiel a Colau mientras que los republicanos descartan apoyar una moción de censura con PP o Ciudadanos.  

La concejal Sònia Recasens (CiU) considera que se ha vuelto a poner de manifiesto que Colau "está sola y aislada". Carina Mejías (Ciudadanos) califica la gestión del equipo de gobierno de "estrepitoso fracaso". Alfred Bosch (ERC) recuerda que se han incumplido los acuerdos sobre inversiones pactados con su grupo. Javier Mulleras (PP) destaca que es un ejecutivo "minoritario". Josep Garganté (CUP) recalca que "no son el gobierno del cambio sino el de la continuidad".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad