La patronal del comercio se lava las manos ante la presión independentista de la ANC

stop

PROCESO SOBERANISTA

 El secretario general de la CCC, Miguel Angel Fraile./ED

23 de octubre de 2014 (21:31 CET)

La Confederación de Comercio de Catalunya no tiene una estrategia definida sobre la posición del pequeño comercio respecto a la independencia. La patronal se adhirió al Pacte Nacional pel Dret a Decidir, y ahora asiste, con una cierta perplejidad, pero sin la voluntad de determinar una posición concreta, a la movilización de las asambleas locales de la ANC que promueven la independencia entre los comercios de los barrios de Barcelona.

En realidad, la patronal opta por no entrar en el debate, y circunscribe esa cuestión a un “acto individual de cada comercio”.

Complicidades con el tejido asociativo

Esa es la posición que expresa el secretario general de la Confederación de Comercio de Catalunya, Miguel Angel Fraile, tras la campaña que ha iniciado la ANC en la que se colocan emblemas bajo el latiguillo de “comercio amigo” a los comercios que apuestan por la independencia.

Es una forma de señalar, en sentido negativo, a los que no lo hacen, o de establecer complicidades con el tejido comercial, dentro del proyecto del independentismo de estar presente en todos los ámbitos de la sociedad catalana como el universitario.

Fraile asegura, no obstante, que “no es buena iniciativa de la ANC, y puede crear divisiones entre los comerciantes, porque no es un lugar para formular esa cuestión –la independencia-- pero cada uno es libre de hacer lo que considere”.

Una iniciativa "no necesaria"


El responsable de la patronal del comercio, siempre muy activo en la defensa de los intereses de los pequeños comerciantes, afirma que no ha sido consultado por la ANC, pero que tampoco la Confederación tomará cartas en el asunto, al entender que tampoco ha habido asociaciones de comerciantes detrás de la iniciativa.

Es decir, ¿se podría haber evitado la ANC esa campaña? Para Fraile, “la iniciativa no era necesaria”. Otra cosa es, sin embargo, que la Confederació la quiera combatir, teniendo en cuenta la situación de ebullición política en la que se encuentra la sociedad catalana.

Y las asociaciones locales se van extendiendo. En el barrio de Les Corts, pero también en la Esquerra de l'Eixample, o Comerç Amic de Sagrada Família o Establiments Amics de Sants-Montjuïc per la Independència.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad