La plataforma Guanyem consigue 30.000 firmas para presentarse en Barcelona

stop

MAPA ELECTORAL

Ada Colau en el Tribunal Constitucional. | EFE

20 de agosto de 2014 (19:03 CET)

El movimiento ciudadano Guanyem, en el que participa la ex portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, (PAH), Ada Colau, ya ha comprobado si hay agua en la piscina. Guanyem tiene ya 30.000 firmas, las que se había autoexigido para saber si puede o no presentarse a las elecciones municipales en el Ayuntamiento de Barcelona. Las ha reunido antes del 15 de septiembre, la fecha que se había fijado.

El movimiento social, apoyado por cuadros y ex cargos del Ayuntamiento de Barcelona, entre ellos profesionales maragallistas, podría revolucionar toda la política municipal, porque cuenta con el apoyo de movimientos vecinales y entidades sociales, y busca la confluencia de distintas fuerzas políticas, entre ellas ICV-EUiA, Podemos, con la apertura de negociaciones con la CUP o ERC.

El abogado Jaume Asens, portavoz de Guanyem, asegura que ahora “se abre la verdadera etapa para saber cómo y con quién se puede confluir”. Trabajarán una posible candidatura, con la elaboración de listas, en los próximos meses, pendientes de la reflexión de Podemos, que en octubre dirimirá su organización interna, con una dirección representativa.

El liderazgo de Colau

Asens asegura que en las próximas semanas el trabajo se centrará en “todos los barrios de Barcelona”, con la organización de una jornada participativa en la que se buscará elaborar un código ético con respuestas a los retos sobre la nueva representatividad política.

Si el movimiento fructifica, Ada Colau se ha mostrado dispuesta a encabezar el proyecto político, que tiene serias aspiraciones a ganar la alcaldía.

La estrategia de ICV


Uno de los problemas se centra en la participación de las distintas fuerzas políticas. ICV desea integrarse en el movimiento, pero choca de lleno con las reclamaciones de la CUP, que ve en los ecosocialistas a un partido del sistema institucional, que gobernó la ciudad, en colaboración con el PSC.

Para ICV, en cambio, si participa la CUP, el movimiento perdería centralidad, y le podría restar opciones en el Ayuntamiento de Barcelona. En cambio, el socio de ICV, EuiA, mantiene excelente relaciones con la CUP.

La "mafia" de PP y PSOE

Ada Colau, aunque se defiene como una mera pieza en el engranaje, lidera el movimiento. Y este mismo miércoles ha asegurado que el caso Pujol se está mal interpretando. “Ojo con confundir el caso Pujol con el tema del derecho a decidir, porque la mayoría de los catalanes que hoy están movilizándose por el derecho a decidir en Cataluña, no sólo por el 9-N, lo que están pidiendo precisamente es refundar las instituciones”, ha sentenciado. Colau ha acusado, por ello, al PP y al PSOE de tapar el presunto fraude fiscal con el estilo “de los clanes mafiosos”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad