El rey Felipe VI y el ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell, en el acto del XX aniversario de la Fundación Euroamérica el miércoles 17 de julio de 2019, en Madrid. Foto: EFE/Zipi

La UE allana el camino a Borrell para dar batalla a Torra y Puigdemont

stop

Josep Borrell logra el primer paso para convertirse en el futuro comisario de la diplomacia europea y refutar al independentismo en la UE

Economía Digital

El rey Felipe VI y el ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell, en el acto del XX aniversario de la Fundación Euroamérica el miércoles 17 de julio de 2019, en Madrid. Foto: EFE/Zipi

Barcelona, 17 de julio de 2019 (19:28 CET)

Josep Borrell está un paso más cerca de refutar al independentismo desde la Unión Europea (UE). El ministro de Exteriores en funciones celebró este miércoles la ratificación de Ursula von der Leyen como presidenta de la Comisión Europea (CE), no solo porque sintoniza con la conservadora alemana sino también porque allana el camino a su futuro cargo como responsable de la diplomacia europea.

La elección de Von der Leyen era un primer paso importante para la candidatura de Borrell como Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE. Todos los cargos comunitarios fueron negociados en el mismo paquete, por lo que si la votación de la presidencia de la CE no salía adelante todas las nominaciones caían por efecto dominó, incluida la del ministro español.

El siguiente paso para que Borrell materialice desde la UE la batalla al discurso de Carles Puigdemont, Quim Torra y demás personajes del entorno independentista catalán será recibir el visto bueno del Parlamento Europeo en noviembre, previos hearings individuales de los candidatos a comisarios en septiembre ante la Eurocámara, caso en el que asumirá de facto el cargo de Alto Representante de la diplomacia europea-

Borrell pide evitar "construcciones identitarias" como las de Torra y Puigdemont

El soberanismo ha amagado con utilizar su influencia para intentar hasta las últimas consecuencias frustrar los planes de Borrell, pero el ministro socialista en funciones ya se encargó de ridiculizar a los líderes independentistas, poniendo en el mismo nivel la capacidad de Torra y Puigdemont de intervenir en las votaciones del Parlamento Europeo con "un terremoto o cualquier catástrofe natural".

Todo esto, mientras el president de la Generalitat y su antecesor pusieron en marcha una crazada anti-Borrell en Europa, acusándole de "espiar" desde la actividad de las delegaciones del Govern en el extranjero, con la fe de que ello haga mella en sus posibilidades de ser elegido comisario. También denigraron el nombramiento de Dolors Montserrat al frente de la Comisión de Peticiones, otro portazo a la propaganda separatista.

Tras la elección de Von der Leyen como presidenta de la CE, Borrell celebró el discurso "muy europeísta" de la conservadora alemana y lanzó nuevos ataques contra el independentismo. En declaraciones a la prensa, este miércoles, defendió la identidad española y pidió hacer esfuerzos para que no se vea "mediatizada" ni "pervertida" por otras "construcciones identitarias", como las que promueven Torra y Puigdemont.

"Las identidades no crecen en los árboles, son una construcción social. Se construyen y se destruyena través de los medios que influyen en el conocimiento, la escuela, la lengua, la televisión, la propaganda...", añadió, en un acto presidido por el rey con motivo del XX aniversario de la Fundación Euroamérica.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad