Carles Puigdemont y Toni Comín en la cafetería del parlamento europeo en Bruselas. Fuente:@aleixclario

El entorno de Puigdemont denigra a un cargo de la UE

stop

Un asesor de Puigdemont llama "hooligan" a Dolors Montserrat, ya que su designación al frente de la Comisión de Peticiones cierra la puerta a su propaganda

Alessandro Solís

Economía Digital

Carles Puigdemont y Toni Comín en la cafetería del parlamento europeo en Bruselas. Fuente:@aleixclario

Barcelona, 15 de julio de 2019 (18:05 CET)

Carles Puigdemont y su entorno continúan acumulando frustraciones, que incluso airean. La última se ha producido después de que la dirigente del PP Dolors Montserrat haya sido elegida para presidir la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, lo cual supone una nueva puerta cerrada para el independentismo en la Unión Europea (UE).

La comisión que digirirá Montserrat es importante para los intereses del independentismo, pues –como explica un comunicado del PP– se encarga de estudiar peticiones presentadas por ciudadanos individuales o por asociaciones establecidas en la Unión Europea (UE) sobre asuntos de interés público o privado relativos a alguno de los ambitos de actividad de la eurozona. Es decir, que podría ser una puerta de entrada de las conocidas quejas del soberanismo (pero no lo será).

Montserrat subrayó que se trata de una asamblea "muy importante para los ciudadanos españoles", pues "el 60% de los temas que aquí se tratan provienen de nuestro país" y "por eso es tan importante que una española la presida". 

Su nombramiento fue confirmado el pasado día 10 de julio y uno de los asesores de Puigdemont –Aleix Clarió, experto en redes sociales– se hizo eco de la noticia este lunes. "Otro flanco europeo bloqueado por hooligans españoles", se quejó.

Otro dique para Puigdemont

El independentismo ha recurrido con frecuencia a la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo en busca de una plataforma para dar alas a su conflicto con las instituciones del Estado. Ahora, Puigdemont y su entorno ven en la presencia de Montserrat un nuevo dique en el espacio comunitario, puesto que la dirigente del PP piensa hacer bandera del "cumplimiento del estado de derecho de los países miembros".

En el pasado, la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo recibió, por ejemplo, una queja de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) sobre la situación de los derechos fundamentales en España, la cual no fue admitida a trámite. 

El propio eurogrupo del PP confirmó, en explicaciones a La Vanguardia, que el nombramiento de Montserrat servirá como reforzar el muro contra el independentismo en la UE, y contra "cualquier intento de manipulación" de los líderes separatistas. Es un mensaje similar que el transmitió el Gobierno con la selección de Josep Borrell como candidato a jefe de la diplomacia europea.

Lo cierto es que el independentismo no levanta cabeza en Europa. Los nombramientos de Borrell y Montserrat sucedieron después de que Puigdemont se estrellase, una vez más, contra la Justicia europea, que rechazó su recurso en el que pedida medidas cautelares para convertirse en eurodiputado, lo que imposibilitó su ingreso a la Eurocámara.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad