La UE y Turquía cierran el acuerdo para la expulsión de refugiados 

stop

El pacto incluye del reasentamiento fuera de las fronteras comunitarias a solicitantes de asilo procedentes de Siria, entre otros países 

Humeyra Pamuk y Jan Strupczewski (Reuters)

Refugiados y migrantes en la frontera entre Grecia y Macedonia, cerca de Idomeni (Grecia) / REUTERS / Alkis Konstantinidis
Refugiados y migrantes en la frontera entre Grecia y Macedonia, cerca de Idomeni (Grecia) / REUTERS / Alkis Konstantinidis

Bruselas, 18 de marzo de 2016 (17:56 CET)

Los líderes de la Unión Europea aprobaron el controvertido acuerdo con Turquía este viernes con la intención de detener los flujos de migración irregular a Europa a cambio de recompensas económicas y políticas para Ankara. El acuerdo tiene como objetivo cerrar la ruta principal por la cual un millón de inmigrantes y refugiados pasaron a través del mar Egeo hasta Grecia antes de dirigirse al norte de Alemania y Suecia en el último año.

Pero persisten serias dudas sobre si es legal o viable. Después de una mañana de conversaciones con el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, recomendó que los 28 estados miembros de la UE aprobaran el texto sin cambios, lo que se acordó rápidamente en una cumbre en Bruselas al mediodía.

Reunión con los líderes de la UE

"El acuerdo con Turquía se ha aprobado. Todos los inmigrantes ilegales que lleguen a Grecia desde Turquía a partir del 20 de marzo serán devueltos", tuiteó el primer ministro checo Bohuslav Sobotka desde el interior de la reunión.

Un alto cargo de la UE dijo que Davutoglu había indicado que Ankara aceptaría la propuesta si los líderes de la UE la aprobaban. Se prevé que Davutoglu mantenga una reunión formal con estos líderes próximamente.

En virtud del pacto, Ankara acogería a todos los inmigrantes ilegales que cruzan a Grecia, entre ellos sirios, a cambio de que la UE reciba miles de refugiados sirios directamente de Turquía y compense al país con más dinero, acceso sin visado de los turcos a la UE desde junio y avances en las negociaciones para la entrada en la UE.

Expulsiones fuera de Europa

Los inmigrantes que lleguen a Grecia desde el domingo podrán ser enviados de vuelta a Turquía una vez que estén registrados y se procese su solicitud de asilo. Un alto cargo turco aseguró que las expulsiones comenzarán el 4 de abril y el reasentamiento de los refugiados sirios en Europa se iniciará simultáneamente.

La UE también acordó acelerar el desembolso de 3 millones de euros ya comprometidos en apoyo a los refugiados en Turquía y proporcionar más de 3.000 millones antes de 2018 para proyectos de Ankara. Mientras las conversaciones estaban en marcha, el presidente turco, Tayyip Erdogan, acusó a la UE de hipocresía sobre los inmigrantes, los derechos humanos y el terrorismo después de que partidarios del separatista Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) plantaran tiendas de protesta cerca de la sede de la cumbre.

Erdogan dijo que Europa estaba "bailando en un campo de minas" al apoyar directa o indirectamente a grupos terroristas."En un momento en que Turquía alberga a tres millones de personas, quienes no pueden encontrar espacio para un grupo de refugiados y mantienen a estos inocentes en condiciones vergonzosas en Europa deben primero mirarse a sí mismos", dijo en un discurso televisado.

Presión del populismo

Sometida a gran presión por los populistas contrarios a la inmigración, la UE trata desesperadamente de detener la marea, pero se enfrenta a obstáculos legales a devoluciones indiscriminadas de inmigrantes a Turquía.

Las discusiones de la cumbre expusieron dudas importantes entre los estados miembros de la UE y los abogados sobre si el acuerdo podría legalizarse conforme a las leyes internacionales y grupos de derechos humanos denunciaron el acuerdo como una traición a los principios europeos.

"Derecho internacional"

Los líderes de la UE presionan a Ankara para que cambie sus normas y extienda las normas internacionales de protección a los inmigrantes no sirios, una condición necesaria para que Grecia pueda devolver legalmente solicitantes de asilo a Turquía. "Todos los nuevos inmigrantes irregulares que pasen de Turquía a las islas griegas a partir del 20 de marzo de 2016 serán devueltos a Turquía", indicó el borrador del comunicado conjunto de la UE y Turquía al que tuvo acceso Reuters.

"Esto se llevará a cabo de plena conformidad con la UE y el derecho internacional, excluyendo así cualquier tipo de expulsión colectiva."El comunicado no precisó si esto implicaría cambios en la legislación turca.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad