El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias a su llegada a un pleno del Congreso | EFE/JJG

Iglesias ya tiene un periódico a su medida con una exasesora al frente

stop

Dina Bousselham, la exasesora de Pablo Iglesias implicada en el 'caso Villarejo', anuncia que sale del partido para dirigir un nuevo periódico digital

Madrid, 12 de mayo de 2020 (04:55 CET)

Pablo Iglesias ya tiene un medio más que afín. La Última Hora dice ser un medio de comunicación "necesario ante el crecimiento de los bulos, la desinformación y los grupos de comunicación que en la actualidad responden a intereses económicos y particulares". Desde hace varios días se especulaba con quién iba a dirigir este proyecto editorial. Pues bien, ya no hay dudas. No va a ser un grupo de periodistas, tal y como se había rumoreado, sino una exasesora de Iglesias en el Parlamento Europeo.

Se trata de Dina Bousselham, conocida por dar nombre a la pieza Dina que investiga la Audiencia Nacional dentro del caso Villarejo. Bousselham, que llegó con 18 años a España para ser futbolista —  era jugadora del Club de Fútbol Pozuelo —  y lleva más de seis años en el partido de Iglesias, anunció este lunes que deja todas sus responsabilidades en el partido morado para ponerse al frente de este medio de comunicación.

La Última Hora ya ha dado sobradas muestras en las semanas que lleva en pruebas de ser una web de izquierdas y beligerante contra la derecha política y mediática, pero de sus rostros visibles no se sabía nada. Entre sus primeros mensajes de presentación, el 21 de abril, afirmaba que tras esta idea había "un grupo de personas interesadas en la calidad de la información que consumimos a diario". 

'La Última Hora' aspira a vivir únicamente de sus socios

Según Bousselham, La Última Hora no aspira a tener publicidad de ninguna gran empresa y su único objetivo es obtener ingresos a través de las suscripciones de sus lectores. El proyecto apenas ha arrancado: el dominio web laultimahora.es se registró hace años, pero no ha sido hasta el pasado mes de abril cuando ha empezado a tener contenido. Lo mismo ocurre con sus redes sociales, donde no tiene una masa crítica de seguidores, salvando los de Unidas Podemos.

De momento, ya han apuntado a quienes consideran sus enemigos. Entre sus noticias aparecen informaciones sobre Eduardo Inda, director de Okdiario y conocido por ser un periodista ácido con Podemos. En sus primeros pasos se ha volcado con informaciones en defensa de personalidades de la órbita del partido morado, como Isa Serra, condenada recientemente por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Una de las instantáneas de 'La Última Hora'.

"Llevamos apenas unos días de fase de pruebas y ya nos han enviado los abogados de El Programa de Ana Rosa un burofax por denunciar bulos en su programa", contó la propia Dina Bousselham en su carta de presentación [en esta noticia también lo explicaron].

El propio Iglesias quiso aprovechar la ocasión para desear suerte a su exasesora. "Dina Bousselham ha sido siempre un ejemplo de valentía, de compromiso y de trabajo riguroso. Te echaremos mucho de menos en Podemos", ha escrito en su cuenta de Twitter.

Dina Bousselham también recibió el apoyo de Pablo Echenique, secretario de organización de Podemos. Echenique ha escrito en redes sociales que conoce a Bousselham "desde los tiempos del Parlamento Europeo y por eso sé que La Última Hora va a ser, bajo su mando, un medio comprometido con la democracia y la verdad y al que van a temer los mafiosos de las cloacas y sus brazos mediáticos fake".

'La Última Hora' presume de ser el antídoto contra las 'fake news'

La Última Hora se estrena con un editorial [leer aquí] firmado por la propia Bousselham, en el que afirma que la sociedad necesita "un periodismo comprometido con la democracia, que luche contra los bulos y las fake news que, cada día, intoxican la opinión pública a base de difundir odio y mentiras. Y hacerlo sin deberle nada a nadie. Salvo a la ciudadanía".

Con el mismo discurso sobre la propiedad de los medios de comunicación y cómo ésta afecta a la pluralidad informativa, el nuevo periódico afín a Unidas Podemos recalca que su proyecto es necesario ante "un número muy reducido de grupos mediáticos" que "controlan la práctica mayoría de audiencia de radio y televisión", esto es, "cuatro consejos de administración lo controlan casi todo".

No se sabe qué periodistas se han incorporado al proyecto, aunque sí el nombre de algunos de sus columnistas. Un ejemplo es el de Ricardo Romero Laullón, más conocido como Nega por ser cantante del grupo Los Chikos del Maíz, cuyas canciones se caracterizan por su protesta social y fondo ideológico cercano al comunismo.

Quedan todavía dudas de quién es el propietario de este medio de comunicación. El aviso legal de laultimahora.es indica que la sociedad de esta empresa es LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS SL, con CIF B88632476, pero lo cierto es que sus datos todavía no han sido publicados en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME). 

Bousselham, Iglesias y el caso Villarejo

Para entender la importancia de Dina Bousselham en el engranaje de Unidas Podemos en general y en la órbita de Pablo Iglesias en particular hay que remontarse hasta 2015. Ese año Bousselham se vio implicada, como afectada, en el caso Villarejo y en las ya conocidas cloacas del Estado tras sufrir el robo de su móvil, que acabó en manos del expolicía corrupto.

Parte del contenido de dicho móvil terminaría corriendo por diferentes redacciones de España y siendo publicado en algunos diarios digitales. Lo más llamativo: chats internos de Podemos en la aplicación Telegram, en los que Iglesias hablaba despectivamente de la presentadora Mariló Montero

Ahora ese episodio se investiga en la Audiencia Nacional, donde Bousselham, quien aspiraba a formar parte de la nueva dirección estatal de Podemos hasta hace unas semanas, debe ir a declarar en los próximos días —por segunda vez— para esclarecer qué sucedió realmente.

Y es que, entre el robo del dispositivo y la publicación de su contenido, hay incógnitas que resolver. Una de ellas es por qué Iglesias no denunció los hechos cuando se filtró esa información en los medios si ya era evidente cuál era la fuente.

Otra duda es por qué el líder de Podemos tardó meses —así se reveló en sede judicial— en devolver esa tarjeta a su dueña en el momento que Antonio Asensio, propietario entonces de la editora de Interviú (Zeta) —uno de los medios que tenía en su poder la polémica información—, le devolvió la SIM cuando llegó a la redacción de la revista y le prometió que ninguno de sus medios estaba dispuesto a publicar el contenido que había en ella. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad