La guerra de Podemos con los medios rompe a la plantilla de RTVE

El entorno de Pablo Iglesias endurece su cerco a RTVE por el tiempo de pantalla que recibe en los informativos, y los trabajadores se defienden

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, en una entrevista en La 1 de TVE en septiembre de 2020 | RTVE/Archivo

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, en una entrevista en La 1 de TVE en septiembre de 2020 | RTVE/Archivo

El universo tuitero de Unidas Podemos ha arrancado la campaña de las elecciones madrileñas azuzando sus ataques a la prensa, bajo el convencimiento de que se está orquestando una campaña para dañar a Pablo Iglesias y su partido, no solo ya desde los medios de comunicación privados, sino también desde Radio Televisión Española (RTVE).

Ya desde la semana pasada, en precampaña, varios dirigentes de Podemos —incluido el propio Iglesias—, algunas cuentas de Twitter afines al partido, el digital La Última Hora —dirigido por Dina Bousselham— y el sindicato CCOO de RTVE —defensor en el ente del partido morado— denunciaron la escasa y negativa cobertura que estaba recibiendo el exvicepresidente segundo.

Ahora, que ha iniciado la campaña, las tensiones han ido a más entre el entorno de Podemos y los trabajadores de los informativos de TVE. Quizá a ello se refería el nuevo presidente de RTVE, José Manuel Pérez Tornero, cuando se comprometía este lunes ante el Senado a “garantizar un buen clima de trabajo” en la empresa, en aras de alcanzar “la pacificación interna”.

Pero, mientras Pérez Tornero prometía “alentar la concordia y el entendimiento” entre los trabajadores de la casa, los periodistas de TVE respondían públicamente las graves acusaciones de “manipulación” que emanaban de Podemos, de sus tuiteros fieles, del periódico afín al partido y de CCOO, cuyos afiliados son en principio compañeros en la corporación.

“Manipulación constatable y abundante”

Este lunes, por segunda vez en menos de una semana, el consejo de informativos de TVE se ha tenido que pronunciar al respecto de las mencionadas acusaciones. “Lamentamos que CCOO-RTVE renuncie a defender la independencia de sus propios compañeros y compañeras, de los periodistas de TVE, y centre sus esfuerzos en esparcir dudas sobre su desempeño profesional”.

Respondía así el consejo de informativos a, entre otras cosas, una nueva hoja de CCOO que insistía en que “la manipulación en los Telediarios de TVE es, sí, constatable y abundante” y en que ahora mismo afecta a Unidas Podemos en su campaña madrileña. También La Última Hora publicó este lunes que el informativo “oculta” a Iglesias “en pleno arranque de campaña”.

A este respecto se refería Iglesias el domingo por la noche, cuando denunció que ni él ni la ministra de Trabajo y vicepresidenta tercera, Yolanda Díaz, “salimos hablando” en el Telediario de las 21.00 horas. “Los trabajadores de TVE ya se quejaron. Lo conté en directo pero no debió de gustarle a los jefes”, añadía, aludiendo a sus quejas en una entrevista en La 1 la semana pasada.

Hasta Mundo Obrero —el periódico del Partido Comunista de España, dirigido por José Manuel Martín Medem, que a su vez es uno de los vocales del nuevo consejo de administración de RTVE, a propuesta de Unidas Podemos— ha entrado al ruedo el lunes al asegurar en un titular que CCOO “denuncia prácticas y aporta ejemplos de manipulación informativa” en el Telediario de TVE.

Los propios periodistas de los informativos de TVE han respondido en directo, aunque sin referirse a Podemos o a Iglesias, cuando en el Telediario de mediodía de este lunes han explicado que la ley electoral “marca el tiempo que debemos dar en los medios públicos a cada formación según su representación parlamentaria”. A Podemos le corresponde un 5,3% del tiempo.

“Traducido: en una crónica del Telediario de dos minutos al partido con más votos hay que dedicarle 34 segundos, y al que menos tiene, seis. No necesariamente todos tienen que aparecer a diario en todos los Telediarios; lo que hay que garantizar es que al término de la campaña hayan recibido el término que les corresponde“, explicaban los periodistas.

Los periodistas de TVE se defienden

Los informadores de TVE no están de acuerdo con esta obligación, como han dejado claro de cara los procesos electorales de todos los últimos años —y como han vuelto a hacer de cara a las madrileñas del 4-M—, pero entienden que deben respetarla y dicen que su plan de cobertura se presentó ante la Junta Electoral sin que constase objeción de “ningún partido”.

Las objeciones no se han presentado ante la Junta Electoral, sino ante la opinión pública. De hecho, la supuesta tarea de fiscalización de los medios públicos y privados de comunicación se ha convertido en un eje de la campaña electoral de Iglesias, algo propio del partido, aunque sí que es nueva su fijación con RTVE, lo que está dividiendo más a la plantilla del ente público.

En su comunicado de este lunes, el consejo de informativos reprocha que CCOO no haya colaborado aún respondiendo las preguntas que se le han hecho sobre sus acusaciones. Además, se hace eco de las declaraciones de los periodistas afectados por las mismas en las que aseguran que el sindicato tampoco se ha puesto en contacto con ellos.

Los periodistas de TVE han transmitido al consejo que Iglesias no da a conocer su agenda de actos, a diferencia de los demás partidos, lo que complica la cobertura de Podemos en la campaña, aunque ello no ha evitado que sí se incluyan informaciones sobre el partido en las últimas semanas. Los trabajadores también acusan a CCOO de tergiversar los contenidos del Telediario.

El consejo de informativos ha ratificado que es una práctica común de Podemos, y que esto es “de conocimiento púbico” en “toda la profesión periodística”, enviar información “enlatada” a la prensa, “una vez terminado un acto, sin mediar ningún tipo de convocatoria previa”. Sobre los tiempos a Podemos, el consejo ha recordado que TVE debe acatar la legislación vigente.

UGT, el sindicato que más ha criticado a CCOO por su actitud en las últimas semanas, ha dicho este lunes que la central “no puede” seguir “marcando a los profesionales que se ven condicionados por la ley”. Tanto CCOO como UGT se acusan mutuamente de favorecer a Podemos y PSOE, sus respectivos partidos de referencia, con sus actuaciones en RTVE.