La vivienda de Blanco en 'villa PSOE' sigue protegida por la Guardia Civil

stop

Un sindicato de este cuerpo denuncia que no “es lógico” este gasto en tiempo de recortes

El eurodiputado socialista José Blanco.

03 de abril de 2012 (20:38 CET)

La Unión de Guardias Civiles de Galicia ha mostrado su malestar por el hecho de que agentes del cuerpo estén realizando estos días labores de vigilancia en el domicilio del exministro de Fomento, José Blanco, en la localidad pontevedresa de A Illa de Arousa.

La vivienda de Blanco está en la urbanización conocida como Villa PSOE, en referencia al gran número de cargos socialistas que pasa períodos estivales en ella. Es el caso por ejemplo del exsecretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías, o del diputado lucense Ricardo Varela. La vivienda del extitular de Fomento siempre estuvo rodeada de cierta polémica por las supuestas irregularidades en su construcción. Afectados por la Ley de Costas llegaron a manifestarse delante de ella en 2009.

El sindicato de guardias civiles UGC denuncia que no existen criterios que digan que “el diputado socialista está amenazado”. Igualmente, se quejan de que en los últimos días --Blanco está pasando la Semana Santa en A Illa-- diversas patrullas tienen que acudir al entorno de la vivienda “varias veces al día y a diferentes horas” para efectuar lo que se define como “contravigilancia”.

Situación legal

Voces dentro de UGC entienden que “no es lógico que Blanco siga teniendo privilegios cuando ya no ocupa un cargo de relevancia en el Gobierno”, y más aún cuando “la situación económica ha hecho que se le retire la escolta a mucha gente”.

A pesar de las reivindicaciones, Blanco puede solicitar tanto escolta privada como que se le patrulle el domicilio acogiéndose a una normativa por la que los exministros seguirán siendo considerados como tal en materia de seguridad por un período de dos años.

“Es cierto que puede hacerlo, pero por ejemplo Zarrías, que es su vecino, no lo ha hecho, como tampoco lo ha hecho mucha gente que veranea en esa zona, como Cándido Conde Pumpido que fue fiscal general del Estado”, comentan desde UGC.

Sin embargo, apuntan que Blanco ya contaba con la vigilancia de los cuerpos de seguridad en A Illa antes de ser nombrado ministro de Fomento, cuando era secretario de Organización del PSOE.

“Se puede pagar seguridad privada”


“Y esta situación aún no es la más mala, porque cuando era ministro durante el verano las vigilancias que se hacían eran de ocho horas. Si quiere, este verano podrá volver a tenerlas”, apuntan desde esta central sindical, cuya opinión es que, en época de crisis, Blanco debería pagarse su propia seguridad.

Por su parte, el concejal popular de A Illa Juan José González, insiste en que el hecho de que Blanco cuente con vigilancia no significa que el municipio “no sea un lugar tranquilo”.

“Hace años esto parecía el Valle de los Caídos del PSOE, pasan por aquí muchos cargos socialistas de vacaciones y nunca ha ocurrido nada. Es un ayuntamiento muy muy tranquilo”, insiste.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad