La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en un acto en el Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona. Foto: EFE/AG

Las cifras desmontan a Colau: la delincuencia se dispara en Barcelona

stop

Los datos de Interior evidencian que los actos delictivos aumentaron un 17,2% en 2018, pese a que el Ayuntamiento rebaja la inseguridad a percepción

Economía Digital

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en un acto en el Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona. Foto: EFE/AG

Barcelona, 16 de febrero de 2019 (17:14 CET)

Cuando el barómetro semestral del Ayuntamiento de Barcelona indicó, la primera semana de enero, que la seguridad ya es la principal preocupación de los barceloneses (un 21% lo expresaron así), el entorno de Ada Colau tiró de la retórica: es una sensación, más una percepción, que una realidad, dijeron fuentes del consistorio. Pero los datos destrozan ese relato.

Las cifras de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior dan la razón a los ciudadanos. Un informe de municipios de más de 30.000 habitantes avisa de que las infracciones penales en Barcelona incrementaron un 17,2% en 2018 respecto al año anterior, para un total de 194.212 hechos ilícitos penales durante el pasado ejercicio.

Los datos coinciden con los resultados del barómetro publicado en enero, que además de mostrar el mayor porcentaje de preocupación por la inseguridad durante el mandato de Colau, también reflejó que casi el 60% de los barceloneses consideran que la ciudad ha empeorado el último año, mientras que solo un 25,5% creen que ha mejorado.

La falta de seguridad ha sido el principal dolor de cabeza del Ayuntamiento el último año, auspiciado por el aumento en la delincuencia y la crisis de los narcopisos en el Raval. El Gobierno de Colau anunció medidas para contrarrestarlo, como aumentar las horas extra de la Guardia Urbana, mas −remitiéndonos a los datos− estas soluciones han sido exiguas.

La Barcelona de Colau: 22 infracciones penales por hora

Tras el barómetro semestral de enero, el teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, culpó de la percepción de inseguridad a los cambios en el departamento de Interior, a los partidos de derecha por crear alarmas "injustificadas" y a la movilización de los mossos para realizar funciones antiterroristas.

Pero los datos que completa ahora Interior indican que la media de infracciones penales por hora en la ciudad condal fue de 22 el año pasado, mientras todas las capitales de provincia andaluzas registran importantes caídas, con la excepción de Córdoba y Málaga, informó La Vanguardia.

En la capital catalana se registraron 120 infracciones penales por cada 1.000 habitantes; más de la mitad fueron por robos. Los delitos en Barcelona aumentaron más del 17% en 2018, frente a un 10,4% en Bilbao, un 8,8% en Zaragoza, un 4,8% en Valencia y un 2% en Madrid. En Sevilla, en cambio, descendieron un 4,7%.

Entrando en terreno de la comparación necia con Madrid, en la capital hubo 109.909 hurtos el año pasado, unos pocos cientos más que en Barcelona (109.154), que tiene la mitad de la población. El municipio de Manuela Carmena tuvo un 12,8% menos de sustracciones de vehículos, un 12,3% menos de robos con violencia, y un 9,4% menos de hurtos con fuerza en domicilio.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad