Votante depositando su voto durante unas elecciones / EFE

Las elecciones del 28-A serán más caras que las de 2016

stop

El adelanto electoral no previsto aumenta el coste de los comicios: esta vez las urnas serán 8,28 millones más caras que en 2016

Barcelona, 24 de marzo de 2019 (12:53 CET)

El incremento del IPC y de algunas partidas presupuestarias encarecen un 6,3% el coste de las elecciones generales del 28 de abril en comparación con los últimos comicios de junio de 2016. El Ministerio del Interior prepara un presupuesto de 138,9 millones de euros para la cita electoral; 8,28 millones más que hace casi tres años.

Las elecciones generales de 2016 costaron en torno a 130 millones de euros, y este año, al igual que entonces, el Gobierno dispone de partidas extraordinarias porque no estaba previsto el adelanto electoral. Interior no facilita de momento el desglose por partidas, debido a algunos ajustes que se están realizando.

28-A: estos son los gastos electorales que prevé el Estado

La dieta que reciben los encargados de las mesas electorales es una de las partidas que incrementará respecto a 2016, cuando 172.000 personas que atendieron las mesas de votación cobraron 63,24 euros por la jornada de domingo. Se desconoce, de momento, cuánto cobrarán el 28-A, pero el departamento confirma a Europa Press que será más.

También se espera un aumento en la partida de Correos, que en los comicios de 2016 ganó 48 millones por hacer llegar el voto a distancia y la propaganda. Para el capítulo de las telecomunicaciones y la difusión del escrutinio, el Ejecutivo puso un máximo de 10 millones de euros y el concurso lo ganó Indra, por 7,44 millones.

La organización de los colegios electorales, las papeletas y sobres, el montaje de mesas, urnas y cabidas de votación, y el traslado de los electores que lo necesitan, también se contempla en el presupuesto del gasto electoral. En 2016 esto costó 5,1 millones de euros y se espera que este año incremente.

En las pasadas elecciones el despliegue policial tuvo una factura de 13 millones de euros, el de representantes de la Administración 6,76 millones, y el coste de la Oficina del Censo Electoral fue de 5,6 millones. Estos capítulos también podrían aumentar el coste del 28-A.

Las subvenciones de los partidos tras el 28-A

A todo esto ha de sumarse el coste de las subvenciones que recibirán los partidos políticos por cada escaño al Congreso o al Senado obtenido en las elecciones generales. El Boletín Oficial del Estado (BOE) del 9 de marzo informó de que cada escaño dará a las formaciones 21.167 euros, según una orden del Ministerio de Hacienda.

Además, cada voto al Congreso dará 0,81 euros a los partidos y cada paleleta al Senado dará 0,32 euros, siempre que al menos uno de sus miembros obtenga un asiento. Son las mismas cantidades que en las elecciones de 2016, en orden con el artículo 175 de la Ley del Régimen Electoral General.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad