Las empresas públicas de la Generalitat prescindirán de un centenar de trabajadores 

stop

PRESUPUESTO 2011

El 'conseller' Mas-Colell con la vicepresidenta Joana Ortega y el presidente Artur Mas

01 de junio de 2011 (14:27 CET)

Las empresas públicas catalanas prescindirán de un centenar de trabajadores a lo largo de 2011. El Institut Català del Sòl (Incasol) es el que sale peor parado de los primeros presupuestos presentados por el Govern de CiU, ya que se amortizarán 43 plazas de las 494 que había en 2010. La mayoría personal laboral fijo (46), además de dos funcionarios y una persona del equipo directivo. Al mismo tiempo, contratarán a seis personas en régimen de personal laboral temporal.

Fuentes sindicales han explicado a Economía Digital que el Govern aún no les ha comunicado cómo piensan dar salida a estos trabajadores. De hecho, aseguran que han conocido los recortes de personal mientras analizaban los 5.500 folios del anteproyecto de ley de presupuestos. Tampoco les han informado de los ajustes en recursos humanos en Gisa, donde saldrán 18 asalariados de los 244 que trabajan en la empresa constructora de la Generalitat. En este caso, sólo se dejará una persona en dirección (salen cinco) y se amortizan seis plazas de personal laboral fijo y ocho de temporales.

En el Institut Cartogràfic se prescindirá de 14 asalariados de los 245 que había en 2010. Todos personal laboral fijo. El tijeretazo de más impacto se dará en el Ifercat (Infraestructuras Ferroviarias de Catalunya): se reduce la empresa a más de la mitad, de 18 a 7 trabajadores. Destaca el caso de la Agència Catalana de l'Aigua (ACA), ya que el Govern prevé prescindir de 11 funcionarios de los 15 que actualmente forman parte de la empresa pública. A finales de año la compañía tendrá 681 trabajadores frente a los 689 de 2010; se recortan 11 plazas de personal laboral temporal pero se crean 14 puestos de personal laboral fijo.

En el Institut Geològic se amortizarán 3 plazas, dos temporales y una de personal fijo. Las dos únicas empresas que crecen son Ferrocarrils de la Generalitat (pasa de 1.514 a 1.533 trabajadores, 19 más) y Adigsa y la Agència Catalana de l'Habitatge (de 350 a 354 asalariados, 4 más). En este último caso, todo el personal que estará en plantilla será fijo. Desaparecen los laborales temporales.

Ajuste en el ICS

En cuanto a los recursos humanos de la Generalitat, el presupuesto de 2011 crece el 2,1% en esta partida hasta los 231.013 trabajadores. Tal como indicó el conseller de Economia i Finances, Andreu Mas-Colell, en la presentación del documento, la subida se debe básicamente al despliegue de los Mossos d'Esquadra. A lo largo de este año la plantilla de las fuerzas de seguridad catalanas tendrá 343 personas más, lo que representa crecer el 2% respecto a 2010. También incide positivamente en la partida las 617 plazas que se crearán de personal docente. El 1% más que el año pasado.

Una situación bien distinta es la del Institut Català de la Salut (ICS). El conseller de salud, Boi Ruiz, ya avisó que habría ajustes importantes en este organismo y esto se ha traducido en la amortización de 494 plazas (-1,2%). Eso sí, continuará siendo una de las partidas con más personal: 41.762 personas.

También se reduce el 3,9% la plantilla de los bomberos, amortizando 123 plazas. Asimismo, el personal de los órganos superiores de la Generalitat se contrae el 8,6%: 62 personas menos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad