Trabajadores sanitarios trasladan a ancianos que han dado positivo en el test de coronavirus en Galicia. Foto: Efe

Las estafas en auge por el coronavirus ya afectan a fármacos y tests

stop

La confusión en la crisis del coronavirus alimenta el negocio de los estafadores, según advierte Europol, afectando la oferta de test y de medicamentos

Barcelona, 29 de marzo de 2020 (10:31 CET)

Los estafadores sin escrúpulos se aprovechan del miedo y la confusión para sacar algún rédito. Y la pandemia del coronavirus está afectando a todo el planeta, multiplicando los timos. Éstos se adaptan sin importar dónde, cómo o a quién.

Son una industrial en auge, tal como advierte la autoridad policial europea Europol en La Haya. Catherine De Bolle, directora de la Europol, indicaba el viernes pasado lo sorprendentemente rápido que los delincuentes desarrollan sus modelos de fraude: "Mientras mucha gente está luchando contra la epidemia y ayudando a las víctimas, hay delincuentes que están aprovechándose de la crisis; es algo que no podemos aceptar… las estafas en una crisis sanitaria son especialmente peligrosas y pueden poner en peligro vidas". La Europol se encarga de coordinar las fuerzas policiales de la Unión Europea y es responsable de las investigaciones transfronterizas.

Uno de los sectores que se está viendo gravemente afectado —teniendo en cuenta la situación— es el farmacéutico. Lo que ocurre es que aparecen medicamentos falsificados en Internet fácilmente adquiribles en momentos en que escasean. En una investigación mundial en 90 países junto con otras autoridades policiales, se identificaron más de 2.000 sitios web en los que se ofrecían píldoras, aerosoles o ungüentos ineficaces contra el coronavirus, según cuenta Dw.

En la operación policial "Pandea" se llegaron a confiscar cuatro millones de medicamentos. También hay respiradores falsos en circulación que son ineficaces o excesivamente caros. A principios de marzo, 34.000 de estas mascarillas quirúrgicas hechas de papel de vellón fueron retiradas del mercado.

Y estas estafas no solo las reciben personas individuales fruto del miedo o la incertidumbre, sino también a los propios gobiernos. En Bélgica, las autoridades ordenaron mascarillas a un fabricante de Turquía por cinco millones de euros que nunca fueron entregadas, según nformó el periódico belga Le Soir. En España, las autoridades también fueron timadas con miles de test ineficaces que daban demasiados resultados negativos.

Los robos y hurtos aumentan durante la crisis

Los robos y hurtos están también a la orden del día, según advierte la Europol. Las medidas de confinamiento y las limitaciones de movimientos hacen que muchas compañías e instalaciones médicas queden sin la necesaria protección o vacías. Esto supone una oportunidad para los ladrones y estafadores para entrar a robar. En algunos casos, estos delincuentes se hacen pasar por funcionarios o médicos que necesitan hacer una prueba de coronavirus o alguna verificación y las víctimas son posteriormente distraídas para robarles.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ante la situación, ha advertido sobre los estafadores del coronavirus en un mensaje de video a los ciudadanos europeos. Para evitarlos, es importante cerciorarse de la fiabilidad de los proveedores antes de comprar en línea.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad