Las familias de los niños de Sant Boi llegan a un acuerdo por 2,2 millones

stop

TRIBUNALES

15 de octubre de 2012 (11:09 CET)

Las familia de los niños fallecidos y heridos en el derrumbe del túnel de bateo de Sant Boi (Barcelona) han llegado a un principio de acuerdo con el ayuntamiento de la localidad por 2,2 millones de euros. El pacto se cierra durante este lunes en los juzgados de Barcelona y se daba por hecho la semana pasada. 

Los imputados --el constructor y dos técnicos relacionados con la construcción de la pista-- han aceptado una condena de dos años de prisión por homicidio imprudente. Sin embargo, no ingresarán en prisión.

Compensación municipal

"Las condiciones básicas para alcanzar el acuerdo era que los imputados aceptasen su responsabilidad", ha explicado José María Fuster Fabra, abogado de las víctimas del accidente. También exigían que, además de las aseguradoras, el Ayuntamiento asumiese parte de la compensación a las víctimas.

El letrado ha reconocido que el trabajo de los péritos ha sido clave para demostrar que existía un problema en la infraestructura. "La defensa del Ayuntamiento aseguraba en un principio que el viento era el culpable del acccidente", ha afirmado Fuster Fabra. Así, el efecto del viento combinado con una mala fijación del techo origino un efecto vela que provocó el derrumbe.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad