El presidente del PP, Pablo Casado (i), junto a los cabeza de lista del partido para las próximas elecciones generales del 28 de abril, Cayetana Álvarez de Toledo, número uno por Barcelona, el periodista Pablo Montesinos (2ºd), número uno por Málaga, y el

Las listas del PP: mismos números 1 y mayor peso de Álvarez de Toledo

stop

Los cabezas de cartel del PP de las 52 provincias repetirán con algunas excepciones. Afines a Álvarez de Toledo, candidata por Barcelona, ganarán posiciones

Marcos Pardeiro

Economía Digital

El presidente del PP, Pablo Casado (i), junto a los cabeza de lista del partido para las próximas elecciones generales del 28 de abril, Cayetana Álvarez de Toledo, número uno por Barcelona, el periodista Pablo Montesinos (2ºd), número uno por Málaga, y el

Barcelona, 19 de septiembre de 2019 (04:55 CET)

Pablo Casado no piensa llevar a cabo ningún tipo de revolución en las listas del PP de cara a las elecciones del 10 de noviembre porque la revolución ya tuvo lugar en los últimos comicios del 28 de abril, cuando fulminó a prácticamente todos los marianistas

Dirigentes del PP consultados por Economía Digital aseguran que, a la vista de que es imposible cerrar una coalición de España Suma con Ciudadanos y Vox, "la consigna general en toda España es repetir candidaturas" y eso incluye a la candidata que más dio que hablar en la última campaña: Cayetana Álvarez de Toledo, cabeza de lista por Barcelona.

La elección de Álvarez de Toledo como cartel por Barcelona provocó todo tipo de comentarios porque no era catalana. Pero estos comentarios tuvieron un vuelo muy corto porque las listas electorales están repletas de candidatos que se presentan por una comunidad sin ser nativo de ella. Por poner un ejemplo: la catalana Meritxell Batet fue número dos del PSOE por Madrid en las generales de 2015.

El PP de Casado y Álvarez de Toledo

La número uno del PP por Barcelona fue presentada como el antídoto perfecto para neutralizar el efecto Inés Arrimadas, quien exigió a Albert Rivera ser la número uno de Ciudadanos por Barcelona. En realidad, no tardó mucho en verse que la operación de Álvarez de Toledo iba mucho más allá de una jugada a nivel de Cataluña, ya que, pasadas las elecciones, se convirtió en portavoz del PP en el Congreso.

Su influencia desde entonces ha ido en aumento y ahora se verá reflejada en las listas del PP, ya que figuras de su confianza ganarán posiciones en los huecos que se produjeron después de las elecciones por diversas renuncias.

Cabe recordar que la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, y el economista Daniel Lacalle, desistieron de ser diputados. La primera para limitarse a su carrera municipal en el  Ayuntamiento de Madrid. Y el segundo porque así se lo pidió la dirección del PP para facilitar la entrada de Marimar Blanco.

Otro hueco lo dejó Javier Fernández Lasquetty, que fue como número 10 por Madrid, pero que abandonó su escaño para convertirse en consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid. 

El círculo de Álvarez de Toledo

Pues bien, estos movimientos permitirán que figuras como Pilar Marcos, Carlos Aragonés Gabriel Elorriaga ganen posiciones en las listas por Madrid. Los tres son de la confianza de Álvarez de Toledo, que verá así reforzado su peso en el PP de Casado.

La dirección nacional apenas prevé un par de cambios en las cabezas de lista. El exministro Rafael Catalá, que fue número uno por Cuenca, también renunció a su escaño y fichó por la empresa de apuestas online Codere. E Isabel Blanco, que lideró la lista por Zamora, se convirtió en consejera de Familia e Igualdad de la Junta de Castilla y León.

Hasta ahí podría llegar la renovación de los carteles del PP. El mensaje de Casado es claro: quiere que los electores avalen con mayor fuerza el próximo 10-N las candidaturas que diseñó el 28-A y que entonces obtuvieron un pobre resultado.

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad