Las trampas de Trias para justificar la reducción de la deuda de la Generalitat

stop

MUNICIPAL

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias (CiU), en una imagen de archivo de 2013

en Barcelona, 13 de enero de 2015 (20:44 CET)

El ayuntamiento de Barcelona se somete este miércoles a un nuevo debate sobre la deuda que mantiene con la Generalitat. El Ejecutivo municipal presenta el último informe sobre el asunto, donde sus cálculos revelan que se ha logrado reducir la deuda a 90 millones de euros, cuando a inicios del 2014 ésta se situaba en 217. La cuadratura del círculo se ha conseguido con aplazamientos, condonaciones e inversiones ya pactadas.

La Generalitat de Artur Mas ha pagado 81 millones a Bacelona en diferentes conceptos (ley de barrios, ingresos tributarios, fondo de cooperación local, etc) por lo que el resultado final es de 136 millones. El 76% de estas transferencias se han articulado a través del Fondo de Liquidez Autonómica.

Aplazamientos

En el último informe, el equipo económico de Trias asegura que se han alcanzado pactos con la Generalitat en varias partidas por lo que la deuda vencida se reduce a 90 millones. El Ayuntamiento elimina 46 millones con maquillaje en las cuentas. Un primer movimiento supone aplazar a finales de este año el vencimiento de 25 millones de los ejercicios 2012 y 2013.

La Generalitat también ha pactado fraccionar en 10 años una deuda tributaria de valor de 17,85 millones de euros con sus respectivos intereses. De esta forma, tampoco se contabiliza. Por otro lado, también se anula el pago de 2,7 millones de euros en impuestos aunque no se especifica por qué.

El caso Spanair

Otro asunto del que hay que leer la letra pequeña es el famoso convenio de Spanair, por el que el Ayuntamiento de Barcelona dejó 25 millones de euros a la Generalitat para financiar la ahora quebrada compañía. Hasta ahora, el Govern ha pagado 16 millones en inversiones para la promoción económica y del turismo y de sus infraestructuras.

No obstante, el dinero se ha destinado principalmente a financiar las obras de la L9, así como de otras estaciones de metro y de ferrocarriles, cuya responsabilidad recae en el departamento de Territori i Sostenibilitat.

Tribunales

El alcaldable del PSC en Barcelona, Jaume Collboni, ha comunicado hoy que su formación pedirá a Trias que lleve a la Generalitat a los tribunales por el impago de la deuda que ésta mantiene con el consistorio. En un comunicado, Collboni ha denunciado que el ayuntamiento barcelonés "está sometido a las órdenes que llegan desde la Generalitat".

La iniciativa del PSC es exactamente la misma que el PP aprobó en comisión en octubre pasado. Los populares han mantenido el pulso con el actual equipo municipal por este asunto. El concejal Javier Mulleras, encargado del área económica, ha señalado varias veces que los cálculos del Consistorio eran erróneos ya que no incluían varias partidas, además de no contabilizar la deuda del año en curso.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad