Varias personas en calles italianas portando mascarillas. Foto: Efe
stop

Lombardía, la región del norte de Italia obliga a llevar mascarilla, o en su defecto pañuelo o foulard, para la contención del coronavirus

Barcelona, 05 de abril de 2020 (19:47 CET)

La región de Lombardía, al norte de Italia, por fin tiene buenas noticias. Por primera vez la región más dañada por el coronavirus dejará de enviar pacientes a otros hospitales porque sus centros sanitarios ya no se encuentran saturados. Precisamente esta región es la primera que ha impuesto multas de 400 euros para quienes salgan a la calle sin mascarilla o, en caso de no tenerla, un pañuelo o un foulard.

La iniciativa viene después de que el Gobierno italiano haya dado vía libre a las regiones para endurecer las normas contra el coronavirus. A partir de ahí,  el gobierno regional lombardo presidido por Attilio Fontana decidió el sábado obligar a sus ciudadanos a protegerse la nariz y la boca al dejar el domicilio. “Las mascarillas resuelven el problema al 100%, las bufandas al 30-40%, pero más vale eso que nada”, ha explicado Fontana en declaraciones a la emisora italiana Radio Padania.

Solo en esta región ya ha habido más de 49.000 contagios y 8.600 fallecidos. La obligación permanecerá vigente de momento hasta el 13 de abril, fecha hasta la que se mantiene el confinamiento nacional aprobado por el Gobierno.

La decisión —copiada por las autoridades de la Toscana— ha causado controversia en el país transalpino, donde los políticos no se ponen de acuerdo sobre la efectividad de las mascarillas para los no sanitarios. De hecho, el mismo Angelo Borrelli —jefe de protección civil— indicó hace unos días que él no se la ponía porque respetaba la distancia de seguridad.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió el pasado marzo de que el uso de las mascarillas podría dar un falso sentimiento de seguridad a quienes las usan y que se olvidaran de tomar otras precauciones. Además, la región ha observado que en el país faltan mascarillas y ha pedido a las autoridades sanitarias competentes que se preocupen por aprovisionar a las farmacias y a vigilar al mismo tiempo que no se venden a precios desorbitados.

La curva se sigue aplanando en Italia

Este domingo las cifras de mortalidad en Italia son de 525 personas, el número más bajo desde el 19 de marzo. Esto es la confirmación de la tendencia a la baja que lleva mostrando el país los últimos días y también podría querer decir que finalmente el confinamiento empieza a mostrar sus efectos en el país transalpino. Justo están por cumplirse las cuatro semanas desde que el Gobierno extendió las medidas de Lombardía al resto del país.

Las autoridades italianas alertan sin embargo de la importancia de no bajar la guardia para que los italianos continúen permaneciendo en casa frenando la difusión del virus. El número total de casos de Covid-19 diagnosticados hasta el momento en Italia es de 128.948 personas, de las cuales 15.887 han muerto y 21.815 han sido curadas.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad