Los críticos con Sánchez dimiten para forzar su renuncia

stop

El sector crítico del PSOE argumenta que con la dimisión de la mitad más uno de los miembros Sánchez deberá dejar su cargo automáticamente

Ximo Puig, junto a Emiliano García-Page, durante el desfile del Día de la Fiesta Nacional de 2015. EFE/Javier Lizón

Barcelona, 28 de septiembre de 2016 (17:42 CET)

El ataque a Pedro Sánchez se refuerza. Al menos 17 miembros de la ejecutiva del PSOE han dimitido este miércoles para obligar al secretario general a que presente su renuncia, y que una gestora tome los mandos del partido.

Entre los miembros que han tomado esta decisión están el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page y el de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig. También se encuentran los representantes de la federación andaluza Micaela Navarro, Antonio Pradas, Estefanía Martínez Palop, María José Sánchez Rubio, Noemí Cruz, Francisco Pizarro y Juan Pablo Durán. Además, se cuentan Carme Chacón, José Miguel Pérez, Manuela Galiano, Eva Matarín, Tomás Gómez, Maria Ascensión Murillo y Carlos Pérez Anadón.

El cabreo de Felipe González movilizó a los críticos

Las declaraciones de Felipe González, que dijo haberse sentido engañado por Pedro Sánchez cuando le prometió la abstención en la investidura, ha inclinado la balanza de los dirigentes para forzar la renuncia del secretario general.

La Comisión Ejecutiva del PSOE está formada por 35 miembros, de los cuales dos habían dejado el cargo y no fueron reemplazados. Para los críticos, entre estas dos plazas vacantes y las sillas vacías de los 17 dirigentes que dejan su cargo, la comisión pierde a más de la mitad más uno de sus miembros, por lo que Sánchez debería renunciar automáticamente.

Las renuncias fueron llevadas por los dirigentes Pradas y Matarín. Además de forzar la renuncia, las dimisiones buscan bloquear la decisión del comité federal sobre si se realiza un congreso exprés, y las primarias para la secretaría general para el 23 de octubre. 

Un "fraude", según Iglesias

Las reacciones de otros líderes políticos se han sucedido tras conocer la noticia. El más contundente ha sido el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, quien ha tildado de "fraude" el movimiento de una mayoría de la ejecutiva. 

Por su parte, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, se ha alineado con los críticos, al asegurar que no le alegre la situación de los socialistas pero que "peor sería que toda España continuara en crisis por el bloqueo institucional". 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad