Los críticos de UPyD asaltarán el partido para integrarse en Ciudadanos

stop

CRISIS EN UPYD

La diputada de UPyD en el Congreso, Irene Lozano

Barcelona, 08 de abril de 2015 (21:41 CET)

Ciudadanos, el partido que lidera Albert Rivera, quiso acelerar, cuando vio imposible un acuerdo con UPyD hace unos meses. La formación de Rosa Díez consideró, que, de hecho, Rivera ya tenía la decisión tomada, porque, en paralelo, el secretario de organización de Ciudadanos, Fran Hervías, iba tejiendo una red de partidos locales que se acabaron integrando.

La cuestión es que ahora, tras las elecciones en Andalucía, UPyD, que no logró ni un solo diputado, podría acabar integrada en Ciudadanos en una posición mucho menos favorable.

Y el partido de Rivera podría salir muy reforzado con una mayor estructura en toda España, de cara a las elecciones generales. En todo caso, ya no tendría un adversario en el mismo espacio electoral.

Lozano prepara su candidatura

Los críticos de UPyD, que reclamaron responsabilidades a la dirección del partido, y, en concreto, a Rosa Díez, tras el descalabro electoral andaluz, han decidido presentar una candidatura alternativa. Tras la decisión de la dirección de convocar un congreso extraordinario, pero después de las elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo, la diputada en el Congreso Irene Lozano quiere dar la batalla.

Lozano se ha mostrado dispuesta a encabezar una lista alternativa, "muy potente", a Rosa Díez en el congreso que se celebrará en el mes de junio, con la incorporación del sector crítico, que reclama un acercamiento a Ciudadanos al entender que se trata del mismo espacio político.


Rosa Díez se queda sin apoyos en el Congreso

De hecho, fuentes de la dirección de UPyD entienden que la decisión de Toni Cantó, que ha dejado su acta de diputado, es un icono de esa corriente interna, que lo que desea es mantenerse en la carrera política. El reproche es que los críticos defienden sus propias carreras, más que un proyecto político diferente. Cantó estará en esa candidatura de Lozano.

Lo que ocurre es que Rosa Díez ha comprobado cómo su núcleo más cercano le ha dado la espalda. El partido cuenta con cinco diputados en el Congreso, y sólo Carlos Martínez Gorriarán está con ella. Tanto Álvaro Anchuelo, como Irene Lozano o Toni Cantó –que ha decidido apartarse, dejando su acta de diputado-- figurarán en la lista alternativa en el congreso de junio.

Otros cargos, como el eurodiputado Enrique Calvet, y la militancia de distintas agrupaciones, tampoco quieren seguir con Rosa Díez.

Mayoría, por ahora, en el consejo político

Lo que ocurre es que Díez, que sigue defendiendo que el proyecto de UPyD no debe seguir la estela de Ciudadanos, porque, entre otras razones ha aceptado el "transfuguismo" de militantes de otros partidos, mantiene una mayoría en el consejo político.

Ese órgano, el más importante entre congreso, aprobó por 82 votos a favor, por 38 en contra, la resolución de la dirección, que fue autocrítica, pero que defendió la viabilidad de UpyD como partido autónomo, esperando la decisión de los electores el 24 de mayo.

Presencia institucional en comunidades y ayuntamientos

El problema para Díez es que en el congreso de junio el partido podría llegar ya muy lastimado. UPyD cuenta con presencia institucional en el Parlamento Europeo; en el Congreso; en el Parlamento Vasco; en el parlamento de Asturias y en el Ayuntamiento de Madrid. También en otros 59 ayuntamientos, principalmente de la Comunidad de Madrid; y en las comunidades de Castilla-León y Castilla-La Mancha.

El partido, de hecho, ya cuenta con tres gestoras territoriales, después de que las direcciones en Andalucía; Castilla-León y Asturias hayan sido disueltas por la dirección. De los resultados el 24 de mayo dependerá de que la propia Rosa Díez presente su candidatura, o dimita con su apuesta por Andrés Herzog, abogado, que destacó por articular la querella contra los consejeros de Bankia.

¿Asturias marca el paso del futuro?

En Asturias, el partido ya se ha anticipado a lo que podría ocurrir en junio. La dirección regional ha mostrado su rechazo a la decisión del partido en Madrid de disolver el Consejo Territorial de Asturias. El único diputado de UPyD en el parlamento asturiano, Ignacio Predes, ha propuesto a los militantes presentar una lista electoral conjunta con Ciudadanos, que ha sido mayoritariamente secundada.

Predes ya se había alejado de la dirección, tras dimitir de su cargo en la ejecutiva nacional a finales del año pasado, para mostrar su rechazo por la decisión de apartar a Francisco Sosa Wagner de la portavocía del grupo de eurodiputados en Bruselas. Ahora el partido lo podría expulsar, tras su decisión de unirse a Ciudadanos.

Ciudadanos ya sólo mira al PP

Y lo que pedía Sosa Wagner es acercarse a Ciudadanos. Lo hará Irene Lozano, curiosamente, a pesar de que fue una de las dirigentes más críticas con el eurodiputado. Buscará la integración en Ciudadanos si gana el congreso, pero en una situación que podría ser de extrema debilidad.

Ciudadanos se limita a esperar. El partido que dirige Albert Rivera reta ahora directamente al PP, y sigue logrando más apoyos, según las últimas encuestas

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad