Los expertos del CTESC tienen la llave para apoyar el plan de Mas para arrinconar a Foment del Treball

stop

MEDIR LA REPRESENTATIVIDAD

El presidente de la Generalitat, Artur Mas

en Barcelona, 25 de marzo de 2015 (21:48 CET)

El apoyo que busca el presidente de la Generalitat, Artur Mas, del Consell de Treball Económic i Social de Catalunya (CTESC) para aprobar un nuevo orden de fuerzas en el reparto de la representatividad de las patronales de la comunidad está en manos de los independientes que se sientan en el organismo consultivo. 

El grupo de expertos que forman parte del denominado grupo tres tienen la llave que decantará la mayoría en la votación del dictamen sobre la norma que tendrá lugar este viernes. 

Intento de apartar a los críticos con el 'procés' 

El borrador de la valoración se ha cerrado este miércoles en comisión y es "bastante favorable" con el objetivo del Gobierno catalán, según fuentes conocedoras del proceso. Con todo, Mas no podrá cantar victoria hasta que la mayoría de los miembros del pleno den su espaldarazo al proceso, una valoración que no es vinculante para la tramitación administrativa de la norma pero la legitima. 

Y ahora, más que nunca, lo que requiere el Gobierno de CiU es legitimar un movimiento cuya finalidad es diluir la relevancia de la histórica patronal presidida por Joaquim Gay de Montellà en el mapa catalán a favor de otras organizaciones más favorables al discurso independentista. No en vano, Foment del Treball ha sido la más crítica con el procés

Abstención de los sindicatos 

CCOO y UGT de Cataluña han manifestado su intención de abstenerse en la votación. Los representantes de los trabajadores aseguran que es bueno que la Generalitat se dote de algún mecanismo objetivo para medir la representatividad real de las patronales (la de los sindicatos se calcula a partir de las votaciones en la elección de comités de empresas), pero se han mantenido al margen del debate. 

Las centrales se limitan a señalar que una norma que nace sin el máximo consenso posible del empresariado no tiene recorrido. 

Importancia de los independientes 

El llamado grupo dos del CTESC, el que engloba a las patronales, está dividido. Foment del Treball y Fepime (la organización de pymes integrada) rechazan de frente la propuesta legislativa de Mas, mientras que Pimec la apoya. 

Por ello, los independientes ejercen de contrapeso. El grupo tres está conformado por Unió de Pagesos de Catalunya (UP), Joves Agricultors i Ramaders de Catalunya (JARC), la Federación nacional catalana de cofradías de pescadores (FNCCP) y la Confederación de cooperativas de Cataluña (CCC). También cuenta con representación la Taula d'entitats del Tercer Sector Social de Catalunya, otra organización que ha dejado entrever que optará por la abstención en el pleno, según los mismos interlocutores.

Expertos 

El contrapeso real serán los expertos. El futuro del plan de Mas depende, en gran medida del sentido de los votos emitidos por el ex secretario de ocupación y relaciones laborales, Ramon Bonastre, actualmente en las filas de PwC; del decano del Colegio de Economistas de Catalunya, Joan B. Casas Onteniente; del economista Modest Guinjoan, responsable del departamento de economía y empresa de Pimec.

También forman parte de este grupo el socio responsable del departamento Laboral de Garrigues en Barcelona, Rafael Ortiz; la activista y ex secretaria de políticas familiares y derechos de la ciudadanía con el tripartito, Carle Porta; y la predecesora de Bonastre en el cargo, también con CiU en el Gobierno, y actual consejera de Baker & McKenzie, Esther Sánchez.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad