Los inspectores de Hacienda piden a Montoro poder 'untar' a los confidentes

stop

AGENCIA TRIBUTARIA

17 de febrero de 2014 (19:13 CET)

La lucha contra el fraude fiscal requiere medidas extraordinarias y un tanto imaginativas. Entre ellas, dar el mismo trato a quien denuncie una práctica irregular que los confidentes de la Policía o la Guardia Civil, quienes cobran por sus servicios. Esta es la propuesta que la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado ha entregado este lunes al ministerio liderado por Cristóbal Montoro (PP) para poner fin al pago en B en el país.

El objetivo de este colectivo es dotar a la Agencia Tributaria de su primer estatuto. El presidente de la organización, Ransés Pérez Boga, asegura que untar a los confidentes es la mejor alternativa para obtener informaciones de las que se deriven el afloramiento o la recuperación de cuotas defraudadas.

Además, también han solicitado que se debería regular un procedimiento de obtención de información sin identificación previa y con la "fuerza probatoria" de las diligencias de Inspección. "Se nos deben permitir las actuaciones de incógnito, la posibilidad de trabajar por sorpresa sin necesidad de que tengamos que identificarnos previamente", subrayó.

Estatuto

El presidente de la Organización de Inspectores enmarcó todas estas medidas en la necesaria aprobación del Estatuto de la Agencia Tributaria, ya anunciado por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y que según explicó Pérez Boga, se quiere aprobar en paralelo a la reforma fiscal, pero su entrada en vigor no sería hasta 2016, coincidiendo con el 25 aniversario de la Agencia Tributaria.

Entre las medidas que incluiría dicho Estatuto, que ya ha sido entregado al director de la Agencia Tributaria, figurarían la necesidad de contar con un sistema de información único, de tal manera que exista una sola bases de datos gestionada por la AEAT, y cuyos usuarios sean todas las administraciones públicas. También apuestan por una caja única de gestión e ingreso de las retenciones de cualquier impuesto. "Ahora hay un batiburrillo legal que proporciona muchas ineficiencias", subrayó.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad