Los parados se quedarán sin prestación ante “indicios” de fraude

stop

AJUSTES

Cola en el exterior de una oficina de los servicios públicos de empleo

14 de julio de 2012 (15:46 CET)

El Gobierno fiscalizará a los parados españoles que cobren una prestación de desempleo. Según consta en la letra pequeña de las medidas de ajuste del presidente, Mariano Rajoy, el servicio público de empleo podrá suspender la prestación "cuando se aprecien indicios suficientes de fraude" en el curso de investigaciones realizadas por los órganos competentes en materia de lucha contra el fraude.

La presión sobre el parado no se queda aquí. Ahora, tendrán una nueva obligación: acreditar ante los servicios públicos de empleo todas las actuaciones que realicen para buscar un nuevo trabajo, mejoren su reinserción laboral o su ocupabilidad. Si se incumple el compromiso, también se puede perder la prestación. Eso sí, el Real Decreto-ley no detalla de qué forma se tiene que acreditar.

Emigrantes

Por otro lado, el Ejecutivo del PP interrumpirá la inscripción como demandante de empleo a los parados que salgan al extranjero “por cualquier motivo o duración”. Cuando pase, se exigirá un periodo de 12 meses "ininterrumpido" desde la nueva inscripción.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad