Los trabajadores del Hospital General exigen a Comín que 'deje de mentir'

stop

Reiteran que el centro no está a la venta, y anuncian nuevas medidas de fuerza si el consejero insiste en comprar el hospital

Hospital General de Cataluña. / EFE

Barcelona, 02 de noviembre de 2016 (19:49 CET)

Alrededor de 300 trabajadores del Hospital General de Cataluña (HGC) se han manifestado ante las puertas del centro sanitario para exigir al consejero de Salud, Toni Comín, que abra un proceso de diálogo y que termine con los "insultos y amenazas", "las intoxicaciones mediáticas" y "las mentiras".

Los empleados del hospital leyeron un manifiesto en el que piden a Comín respeto para los trabajadores y para los pacientes, y que la consejería de Salud cumpla con los términos del concurso público que está vigente hasta el 2021, cuya posible conclusión "nos hace pensar que nuestra seguridad jurídica está más cerca de los países en vías de desarrollo".

El consejero Comín se propone modificar substancialmente el concierto que el CatSalud mantiene con el HGC por el que se le deriva pacientes de la sanidad pública. El grupo Quirón facturó el año pasado por este concepto 13,5 millones de euros.

Los trabajadores continuarán con las protestas

El consejero Comín había anunciado que quiere nacionalizar el Hospital General por entre 50 y 55 millones de euros, pese a que el grupo Quirónsalud (propietario del centro), insiste en que no está a la venta.  

Los trabajadores aseguran que el complejo sanitario es viable económicamente y afirmaron que si el CatSalud deja de enviarles pacientes para los servicios de Hemodinamia y Radioterapia el hospital quedará con su estructura "amenazada". Los trabajadores anunciaron que seguirán con las movilizaciones y protestas.

El comité de empresa exige al consejero que negocie de una vez

En declaraciones a este medio, la presidenta del comité de empresa, Roser Morraja, indicó que no han tenido noticias de Comín desde que a mediados de octubre mantuvieron una tensa reunión en su despacho oficial. En aquel encuentro, Comín no les dijo ni una palabra sobre el propósito de nacionalizar éste hospital, tal como avanzó unos días después en unas declaraciones a Catalunya Ràdio.  

Morraja advierte que, en estos momentos, no existen negociaciones con la consejería de Salud sobre el futuro de los trabajadores del HGC una vez que, a partir del próximo 31 de diciembre, dejen de enviarles pacientes de la sanidad pública. El grupo Quirón Salud calcula que, si se interrumpe el concierto, sobrarían unos 150 trabajadores. El consejero Comín se comprometió a recolocarlos en centros públicos, pero los sindicatos le exigen que se ponga a negociar de una vez.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad