Los valencianos, divididos en la celebración del 9 de octubre

stop

Fiesta en Valencia

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, durante la celebración del 9 de octubre. / EFE

en Valencia, 09 de octubre de 2015 (19:03 CET)

Como no ocurría desde hace años la celebración del 9 de octubre, fecha conmemorativa de la conquista de Valencia por parte del Rey Jaume I, ha  dividido a  los valencianos, que han acudido en masa a la procesión cívica convocada por el alcalde de Valencia, Joan Ribó (Compromís) y al Te Deum convocado en la catedral por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares.

Durante los 23 años del PP en la alcaldía de Valencia y posteriormente en el Consell de la Generalitat Valenciana se diseñó una celebración que combinaba los actos cívicos y religiosos. Esto provocó que la izquierda obviara portar la Real Senyera para no entrar en la catedral.

El actual alcalde de Compromís anunció hace semanas que la Real Senyera no entraría en la catedral, lo que provocó una fuerte respuesta del cardenal Cañizares y del PP, que han celebrado el Te Deum con la Real Senyera de Lo Rat Penat, asociación considerada blavera. A este evento han acudido Rita Barberá y otros importantes dirigentes del PPCV.

Ya no hay ofrendas a España

En las calles del centro de la ciudad ha desfilado la Real Senyera, portada por el alcalde Joan Ribó, rodeado de fuertes medidas de seguridad que también han protegido a los miembros del Consell (PSOE y Compromís).

Aunque no se han registrado incidentes, grupos de gente han acusado al alcalde de "catalanista". Y aunque tal como había decretado Ribó no ha sonado el himno nacional mientras bajaba la bandera valenciana, una banda de música lo interpretaba en una esquina de la plaza del ayuntamiento.

Esa actitud frente a los símbolos ha sido refrendada por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, cuando en su discurso oficial ha dicho "el tiempo de las falsas ofrendas se ha acabado" en referencia a la letra del himno valenciano que dice "por ofrendar nuevas glorias a España."

 

El nuevo tiempo y el nuevo país de Raimon

En el acto conmemorativo celebrado en Presidencia de la Generalitat Puig ha insistido en la reivindicación de una financiación justa para la Comunidad Valenciana como argumento principal de esta conmemoración

El cantante Raimon, al que se le ha otorgado la alta Distinción de la Generalitat junto con la Asociación de Víctimas del Metro (43 muertos en 2006), ha hablado de un "nuevo tiempo y un nuevo país"  tras las pasadas elecciones. Raimon ha estado vetado y olvidado en cualquier actividad pública durante los últimos años.

Fiesta y puente

El 9 de octubre se celebra principalmente en Valencia capital y siempre coincide con el puente del 12 de octubre, por lo que la asistencia a los actos oficiales es mínima en cualquier otra ciudad de la Comunidad Valenciana.

En Alicante y Castellón la festividad se ha conmemorado con desfiles de moros y cristianos y la muixeranga de Algemesí, torres humanas y danzas que se parecen a los castellers por un origen común en las moixiganges. Esto ha provocado que parte del público exclamara en contra de estas torres por considerar que era una imposición del gobierno catalanista en esta festividad.

Pese a la llamada del PPCV a colgar la senyera en los balcones no ha habido más exhibiciones que otros años.

Elecciones

Coincidiendo con esta celebración se han publicado las habituales encuestas sobre sentido del voto en la Comunidad Valenciana.

Según la realizada por el periódico El País, Ciudadanos sería la primera fuerza más votada en la Comunidad Valenciana en unas elecciones generales, seguidos del PSOE, con un fuerte derrumbe del PPCV (http://politica.elpais.com/politica/2015/10/08/actualidad/1444330728_955450.html).

Otra encuesta del periódico Levante concluye que la izquierda volvería a ganar las elecciones autonómicas en la Comunidad Valenciana mientras que el PPCV sigue cayendo (http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2015/10/09/izquierda-volveria-ganar-pp-sigue/1325065.html).

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, dice que en dos años deberán convocar elecciones autonómicas porque PSOE y Compromís no se entienden.

 

 

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad