Un grupo de personas disfrutando en la Pradera de San Isidro, en una celebración pasada en Madrid. Foto: Efe/Emilio Naranjo/Archivo
stop

Más de medio centenar de celebraciones han sido canceladas en Madrid por no poderse garantizar la seguridad ante el coronavirus

Lorena Martín

Un grupo de personas disfrutando en la Pradera de San Isidro, en una celebración pasada en Madrid. Foto: Efe/Emilio Naranjo/Archivo

Barcelona, 23 de abril de 2020 (13:51 CET)

El Ayuntamiento de Madrid, dirigido por José Luis Martínez-Almeida, ha suspendido definitivamente todos los contratos pertenecientes a celebraciones que habían sido organizadas por los diferentes distritos entre mayo y octubre. La medida, que afecta a eventos tanto al aire libre como a puerta cerrada, se ha tomado al "no ser posible asegurar y controlar el acceso y las medidas de higiene, seguridad y distanciamiento social".

Según las estimaciones del Consistorio de la capital, en total se han cancelado más de medio centenar de fiestas y verbenas que estaban previstas para el siguiente período estival, entre mayo y octubre —ambos incluidos—. También se ven suspendidas todas las actuaciones o actividades al aire libre o en recintos cerrados promovidas por los propios distritos, como ha publicado este jueves El Mundo.

Este verano, por lo tanto, no se podrán celebrar fiestas tan emblemáticas como San Isidro, Los Veranos de la Villa, la Batalla Naval de Vallecas, San Cayetano, San Lorenzo, La Paloma, Los Mayos en Malasaña o las fiestas del Barrio del Pilar.

La corporación municipal ha optado entonces por "suspender contratos" o "desistir y no continuar con la tramitación" de los mismos. Con ello, el Ayuntamiento deberá abonar las indemnizaciones por la suspensión de esos contratos, pero maneja la posibilidad de "aplicar el resto del presupuesto" a actuaciones centradas en la ayuda social "en la medida de lo posible" y atendiendo a "las circunstancias de cada distrito".

Verbenas y fiestas canceladas por toda España

Las cancelaciones de festividades se están extendiendo por toda España, aunque muchas todavía no tienen fecha de regreso. Las fiestas de San Fermín —que iban a tener lugar del 6 al 15 de julio— se cancelaron el pasado martes, al igual que la Feria de Abril, las Fallas, entre muchas otras. De la misma manera, tampoco se podrán encender las hogueras de San Juan el próximo 23 de junio.

La lista de anulaciones no tiene límites: en Alcoy se han quedado sin Moros y Cristianos, la Virgen del Rocío no podrá salir de su ermita, ni se bailarán chotis en Madrid. Tampoco se podrá disfrutar de la fiesta de los patios de Córdoba, ni de los famosos caballos en Jerez. De la misma manera ha sido cancelado el Orgullo Gay de Madrid.

En Cataluña, durante la jornada del 23 de abril, no se ha podido celebrar con normalidad la diada de Sant Jordi. Lejos de llenar las calles en busca de rosas y libros, se han llevado a cabo muchas iniciativas para no dejar pasar este día tan simbólico. Entre ellas están: leer en voz alta en las terrazas, decorar balcones o asistir a encuentros virtuales con autores literarios.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad