Madrid gasta 27 millones al año para buscar trabajo a 1.500 parados

stop

La Agencia Municipal para el Empleo sólo logra conseguir empleos precarios y mantiene subutilizadas sus infraestructuras. Ahora Madrid pide a todos los grupos municipales una mayor implicación para lograr una transformación profunda del ente

Cola de parados en una oficina de Empleo de Madrid.

Madrid , 16 de septiembre de 2015 (22:42 CET)

La Agencia Municipal para el Empleo de Madrid (AME) es una de las peores agencias de colocación de España si se juzga por su presupuesto y resultados. El organismo dependiente del Ayuntamiento de Madrid ha gastado 27 millones de euros en 2014 para buscar trabajo a los madrileños desempleados. La empresa pública, con casi 300 trabajadores, apenas ha encontrado empleo a 1.509 personas. La cifra supone que el organismo destina casi 18.000 euros para conseguir un puesto de trabajo, casi siempre de duración temporal.

Para colmo de males, la empresa pública mantiene infrautilizados sus recursos. Los nueve centros de formación apenas tienen una ocupación del 30% y los seis viveros de empresas son desconocidos y están incomunicados entre sí, según han reconocido los responsables municipales.

Transformación radical

El diagnóstico preocupante ha hecho que la primera teniente de alcalde y delegada del Área de Equidad, Marta Higueras, haya invitado a todos los grupos municipales a trabajar por un nuevo modelo que transforme radicalmente el funcionamiento de la Agencia Municipal para el Empleo. La propia teniente de Alcalde ha reconocido que los resultados son negativos.

"Si atendemos a la dimensión de la agencia, los recursos dispuestos y los resultados en términos de acciones y sobre todo, empleo real generado, los resultados son pobres. Es necesario tomar medidas que reviertan radicalmente esta situación", ha explicado la primera teniente de alcalde.

El gobierno de Manuela Carmena también hará un estudio exhaustivo a partir de enero para analizar también el impacto de los cursos de formación y su incidencia en el empleo real. El Ayuntamiento está convencido de que los cursos impartidos en la agencia dan unos resultados muy mejorables.

Los servicios de empleo del ayuntamiento han organizado cursos en los que han participado más de 3.700 trabajadores pero el gobierno municipal tiene la percepción de que la formación recibida tampoco es de demasiada utilidad.

El mal ejemplo de casa

La agencia de empleo del ayuntamiento no sólo ofrece malos resultados para los ciudadanos sino que también ha levantado la queja de sus propios trabajadores. Decenas de empleados han demandado a la empresa pública por irregularidad en los contratos. Los trabajadores han tenido que acudir a los tribunales para obligar a la Agencia de Empleo a asignarles su plaza fija. Son, al menos, una veintena, según explican los trabajadores. El ayuntamiento asegura que sólo siete de los 297 empleados son funcionarios. El resto tiene una situación laboral variable, pero el consistorio aún no ha tomado ninguna decisión respecto a su estatus laboral, según han explicado fuentes del gobierno local a este medio.

Los trabajadores quieren que el nuevo equipo de gobierno consolide las plazas de trabajo para acabar con la incertidumbre de no contar con plazas fijas. Ahora Madrid se ha comprometido a analizar la situación y tomar una decisión en los próxmos meses.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad