Magdalena Álvarez abandona su silla en el BEI

stop

La vicepresidenta, imputada por el 'caso de los ERE' de Andalucía, carga contra el Gobierno por su presión

La ex ministra Magdalena Álvarez (i) y la juez Mercedes Alaya (d) | EFE

25 de junio de 2014 (08:49 CET)

La socialista Magdalena Álvarez no esperará al próximo 22 de julio para conocer su futuro en el Banco Europeo de Inversiones (BEI). La ex ministra de Fomento, imputada en el caso de los ERE de Andalucía, ha decidido dimitir como vicepresidenta de la institución, un cargo al que se había aferrado en los últimos meses.

La decisión ha sido personal, aunque motivada por la presión que ha ejercido el Gobierno desde que Álvarez fuera imputada por la juez Mercedes Alaya. Precisamente, la socialista ha cargado contra el Partido Popular (PP), a quien ha acusado de maniobrar su, previsible, cese.

"He dimitido porque todo tiene un límite y la maniobra la manipulación y el acoso del PP hace mella en mi, en el Banco y en España", ha afirmado en la Cadena Ser. Álvarez ha acusando al PP de querer "para otro" el puesto al que ella considera que tiene "derecho".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad