Manos Limpias pide a Castro que investigue la compra y venta del palacete de Pedralbes

stop

Caso Noos

Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina

en Barcelona, 24 de junio de 2015 (20:46 CET)

El sindicato Manos Limpias, que representa la acusación popular en el llamado caso Noos, ha anunciado que pedirá al juez, José Castro, que investigue la operación de compra y venta del palacete de Pedralbes, ante la sospecha de que puede tratarse de una transacción que esconda, en realidad, una actuación de blanqueo de capitales.

Sociedad compradora sospechosa

La sociedad compradora del palacete es Southbury Holdings, radicada de Luxemburgo. Esta sociedad, dedicada a la gestión de activos financieros, ha pagado por el palacete 6,9 millones de euros. De esta cantidad, y según los datos que obran en el  sumario, Iñaki Urdangarín y la infanta Elena han gastado 4,4 millones en enjuagar la hipoteca que pesaba sobre la finca. El resto, 2,3 millones ha sido consignado, según acta notarial,  en la cuenta del juzgado para hacer frente a la fianza civil impuesta a ambos, que  supera los 13 millones en el caso de Urdangarín y los  2,6 en el caso de la infanta.

De Luxemburgo a Liechtenstein

Manos Limpias ha seguido el rastro a la sociedad compradora y ha observado sospechosas relaciones con otras compañías, incluso con una Fundación situada en Liechtenstein. Las leyes de aquel país (paraíso fiscal), no obligan a las fundaciones a informar de la identidad de sus socios, ni a presentar la contabilidad anual.

Manos Limpias exige una investigación

El sindicato asegura que existen sobrados indicios para sospechar que la propia opacidad de la operación, el secretismo y el oscurantismo sobre la identidad final del comprador y, especialmente, sobre la procedencia del dinero, obligan a una investigación con lupa.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad