Manuel Valls no descarta un futuro en la Moncloa.

Manuel Valls se abre a dar el salto a la política española

stop

Valls: "Necesito pensar durante las próximas semanas y meses mi futuro profesional y político, sin prisa"

Barcelona, 30 de junio de 2019 (11:20 CET)

El ex primer ministro francés y concejal independiente del Ayuntamiento de Barcelona, Manuel Valls, que recientemente dio su "apoyo sin condiciones" a la investidura de Ada Colau, no descarta dar el salto a la política española en un futuro: "No me veo, hoy, en un gobierno en España. ¿En el futuro? Siempre estaré dispuesto a trabajar por la unidad de España". 

En una entrevista concedida a La Vanguardia, el edil de la capital catalana destaca que se concentrará en "la unión del constitucionalismo en España y Barcelona" aunque no aclaró qué papel podría desempeñar a nivel nacional. "Necesito pensar durante las próximas semanas y meses mi futuro profesional y político, sin prisa", se limitó a decir.

Valls –que se presentó en Barcelona amparado por Ciudadanos, la formación de Albert Rivera– arremetió contra el partido naranja argumentando que "existe la impresión de que Ciudadanos ha abandonado Cataluña o que ha sacrifica Cataluña en beneficio de sus intereses en España". 

Valls y la investidura de Sánchez

El francés insistió en que la formación de Rivera y la de Pablo Casado deben permitir la investidura de Pedro Sánchez: "España vive desde hace cuatro años sin estabilidad política y no puede permitirse cuatro años más así. Creo que el PP y C's deben permitir que el PSOE gobierne. Si lo hacen es un mensaje a Europa de que en España el populismo ha quedado marginal", dijo.

Según Valls, si Sánchez se apoya en Podemos para la investidura estaría cometiendo "un error": "Pedro Sánchez sí puede buscar el apoyo de los constitucionalistas y no depender de Podemos y de los nacionalistas. Podemos no representa los peligros de hace unos años, pero sí sigue siendo ambiguo en el tema del soberanismo y supone problemas en el ámbito económico, social y europeo". 

Valls y su misión de evitar un Ayuntamiento independentista

Tras el abrupto final de su carrera política en Francia –la descomposición de la presidencia de François Hollande se lo llevó por delante cuando era primer ministro, mientras que encumbró a Emmanuel Macron que, como ministro de Economía, era su subalterno– Valls se presentó en Barcelona arropado por Albert Rivera.

Pese a admitir que su resultado fue "mediocre", sus escaños fueron decisivos para que Colau revalidara la alcaldía, un hecho que provocó la ruptura con Ciudadanos, al que le dedica unas palabras: "Nadie entiende que el partido que ha estado en primera fila frente al independentismo prefiera a Maragall antes que a Colau".

"La política es elegir. En mi caso, era Maragall o Colau. Ella también ha tenido que elegir. Lo pudo vivir en la plaza Sant Jaume tras su elección. Esa elección ha cambiado la historia en Barcelona", argumentó Valls. El dirigente insiste que queda un largo camino para recuperar los sentimientos entre Cataluña y el resto de España: "El tema catalán tendría que ser el centro de un pacto entre los partidos constitucionalistas. Es un trabajo a largo plazo".

Un nuevo partido catalán constitucionalista: Lliga Democràtica

Preguntado por la creación del nuevo partido que ha impulsado su número dos, Eva Parera, –que previsiblemente se presentará en sociedad en septiembre y se registrará durante este mes de julio, según Efe– Valls comentó que él no ha participado en la creación de esta formación. El dirigente advirtió que "la creación de un partido constitucionalista en Cataluña puede ser muy útil, pero con la condición de que no rompa al constitucionalismo".   

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad