Mas: “A mi no me nombró Pujol, sino el pueblo catalán”

stop

DEBATE EN EL PARLAMENT

16 de septiembre de 2014 (19:02 CET)

El President Artur Mas se ha enfrentado a su pasado. De forma tangencial, eso sí. Tras las críticas de ICV, PSC, PP y Ciutadans, que han reclamado más explicaciones sobre el caso Pujol, Mas ha reiterado que él no fue nombrado por el ex President Jordi Pujol.

Mas se proclamó, sin embargo, “hijo político” de Pujol, cuando dio cuenta de las decisiones que había tomado tras la confesión del ex líder de CiU. En cualquier caso, ha insistido en desvincularse del caso. “A mi no me nombró Pujol, sino el pueblo catalán, si no no sería President de la Generalitat”, ha asegurado, recordando que ha ganado las elecciones en cuatro ocasiones, aunque en sólo dos tuvo una mayoría suficiente para formar gobierno, en 2010 y 2012.

En un debate de política general centrado en la consulta del 9 de noviembre, Mas se ha visto en la tesitura de entrar en el caso Pujol tras las críticas de ICV, que ha recordado la privatización de algunos servicios públicos, y, en concreto, de Aigües Ter Llobregat, para rechazar la gestión de los gobiernos de CiU. Mas ha insistido en que ofrecerá "todas las explicaciones necesarias", tras incidir en que todas las investigaciones que se han realizado no han encontrado irregularidades en relación a los contratos de empresas con la administración pública.

Comisión de investigación

También le ha preguntado por el caso Pujol Miquel Iceta, como presidente del grupo parlamentario del PSC, y el líder de Ciutadans, Albert Rivera, así como Alícia Sánchez-Camacho, al frente del PP catalán. La diputada popular ha asegurado que Mas fue nombrado “por un evasor fiscal”, lo que ha provocado la reacción de Mas, señalando sus victorias electorales.

“Soy el primero que defiendo que (Pujol) venga a dar explicaciones y se le puedan realizar todas las preguntas que sean necesarias”, ha asegurado, reclamando a todos los grupos que, “esperen primero su comparecencia para pedir luego, si se cree necesario, más explicaciones”.

Mas se ha referido con ello a la necesidad de escuchar a Jordi Pujol en la comparencia parlamentaria en la semana del 22 al 26 de septiembre. Por ello, CiU y ERC, que, desde el inicio lo acordaron así, desean abordar la petición de una comisión de investigación en el pleno ordinario de la primera semana de octubre, frente a la petición del PP de que fuera en un pleno extraordinario antes del 26 de septiembre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad