Mas buscará ahora el diálogo con Felipe VI y Rajoy

stop

SUCESIÓN EN LA CORONA

19 de junio de 2014 (22:13 CET)

El entorno empresarial y político de Artur Mas ha insistido en la última semana que el President debía mostrar un cierto acercamiento con la monarquía española, y ofrecerle un clima de confianza. Y Mas, pese a las reticencias iniciales, y a los consejos, en sentido contrario, de su entorno en Presidència, quiere explorar las oportunidades que le ofrezca la nueva situación.

Mas ha accedido a ello de inmediato, aunque con frialdad y cautela. Por ahora no puede ser de otra manera, porque los guiones están ya muy avanzados, y el President tiene poco margen para maniobrar respecto a la consulta soberanista. Como muestra de esa cautela, Mas quiso mostrar, desde el Congreso, una cierta decepción, e hizo mención a que Felipe VI no reconoció, en su discurso en las Cortes, que España “es un Estado plurinacional”, y que sólo realizó una defensa de la unidad de la nación española.

El monarca defiende los acuerdos políticos

Con ese argumento, justificó Mas su renuncia a aplaudir el discurso del Rey, aunque sí aplaudió tímidamente al final, junto al lehendakari Iñigo Urkullu. Mas aseguró que ya se esperaba el discurso de Felipe VI y que no mostró su entusiasmo porque no aportó “nada nuevo”. En cualquier caso, no podía ser de otra manera.

El nuevo monarca cumplió con sus obligaciones, con alusiones a la pluralidad cultural y lingüística de España, y a la necesidad de alcanzar acuerdos. “Aspiramos a una España en la que se puedan alcanzar acuerdos entre las fuerzas políticas sobre las materias y en los momentos en que así lo aconseje el interés general", afirmó en su discurso.

Defensa de la consulta en la CNN

Pero Mas quiere ofrecer un clima de confianza. Entiende que el nuevo monarca, aunque deba ceñirse a sus responsabilidades constitucionales, puede jugar un papel importante para regenerar las instituciones políticas españolas. En cualquier caso, no renuncia a la consulta del 9 de noviembre, y en una entrevista en la CNN ha asegurado que quiere saber "cómo de amplia es la mayoría que está a favor de la independencia". 

Mas se ha expresado respecto a la Corona con ese “wait and see”, que utilizara también el President Jordi Pujol cuando el PP ganó las elecciones por mayoría absoluta en 2000. En aquella ocasión, Pujol, que quedó descolocado por esa mayoría, se mantuvo a la espera de los primeros pasos del Gobierno de José María Aznar.

Conversación en catalán


Según Mas, el discurso no podía ser muy diferente, por el rol constitucional del Rey, pero ahora habrá que ver “los pasos que da y por dónde van las cosas"-

El President no pedirá, por ahora, una audiencia con el nuevo Rey, pero esta “a disposición” del monarca para “entablar cualquier tipo de diálogo”. Y ese diálogo también desea recuperarlo con el Presidente Rajoy.

Mas se saludó con el Rey Felipe VI y la Reina Letizia, valorando que los dos le hablaran en catalán. El President está receptivo. Pese a sus cautelas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad