Mas-Colell alerta a Montoro de que el estado del bienestar está en peligro

stop

El conseller de Economia reclama más ingresos a las autonomías y recuerda que, a pesar de la recuperación, Catalunya ha recibido 613 millones menos en el primer semestre

Andreu Mas-Colell saluda a Cristóbal Montoro | EFE

21 de julio de 2014 (12:06 CET)

“No sé en qué mundo vive el ministro [de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro] cuando dice que lo importante es que haya servicios, porque los de las autonomías están en peligro”. Así de taxativo se ha mostrado el responsable de Economía catalán, Andreu Mas-Colell, respecto a los problemas que tiene Catalunya para pagar las facturas de las prestaciones del territorio. Un obstáculo que no se limita exclusivamente a esta región, según el relato del político de CiU.

Mas-Colell exige más recursos de Madrid y señala al Ejecutivo central como el culpable de poner en riesgo el estado del bienestar de las autonomías. “[Montoro] debe estar en las nubes porque precisamente son los servicios los que están en peligro y la responsabilidad es suya”, ha añadido en una entrevista en la televisión pública catalana, TV3.

Menos transferencias

El conseller catalán acusa al Gobierno central de recortar en 613 millones de euros las transferencias que ha recibido en los primeros seis meses del año. Precisamente, el ejercicio en el que el Ejecutivo liderado por Mariano Rajoy saca pecho de conseguir la recuperación. "Ha llegado la hora de que el Gobierno central se apriete el cinturón y deje de asfixiar a las autonomías por motivaciones políticas".

El envite nacionalista es el escenario de fondo del pulso de Mas-Colell a Montoro. "Si nos dicen que somos tan españoles como el que más, que nos traten como españoles", ha reclamado el responsable de Economía catalán. El Govern exige un nuevo modelo de financiación que aumente las partidas para las comunidades y que Rajoy sufrague el déficit fiscal de 15.000 millones.

Presupuestos

El Ejecutivo catalán tiene problemas para cumplir con los Presupuestos de 2014, especialmente con los 2.318 millones de euros que calculó como ingresos extraordinarios con la venta de patrimonio y la creación de un centenar de nuevos impuestos. Mas-Colell ya ha anunciado que pretende mantener este espíritu en las cuentas de 2015, aunque está pendiente del desvío final del ejercicio en curso.

Todo ello, con las exigencias de recortar otros 3.768 millones hasta 2017 que fijó Montoro para Catalunya en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera y la imposibilidad de acceder a los mercados para conseguir financiación.

A Mas no le salen las cuentas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad