Mas, como un sans-culotte: exhibe sus cahier de doléances contra Rajoy

stop

HACIA EL 27S

Neus Munté, la portavoz del Govern, y Artur Mas, en una reunión del ejecutivo

Barcelona, 30 de junio de 2015 (20:22 CET)

Un "sin calzones". Es una pura descripción. Alude a los sans-culottes, al pueblo llano que expresaba sus quejas, y que, después, tras un conveniente filtro, se plasmaban en los cahier de doléances. Es la revolución francesa. El pueblo contra el Rey, aunque acabó ganando la burguesía, y acabó en una autocracia. 

Artur Mas juega a ser un "sans culotte" y, a pocas semanas de la campaña electoral, ha lanzado su particular cuaderno de quejas contra el Gobierno de Mariano Rajoy.

Inacción de Rajoy

El Govern ha publicado este martes Crónica de una ofensiva premeditada, un memorial sobre los supuestos agravios del Estado contra Cataluña, en el que se incluye de todo, con vistas a reforzar el victimismo, para que resurja con fuerza el movimiento independentista. El Govern de Artur Mas denuncia la "inacción" y la "falta de voluntad de diálogo" de Rajoy.

En el cahier de doléances particular de Artur Mas figura un clásico: se cifra en 15.000 millones de euros el déficit fiscal catalán, un cálculo que algunos economistas, como Ángel de la Fuente, han cuestionado con estudios pormenorizados. A esa cifra se añade los 3.967 millones de la disposición adicional tercera del Estatut, sobre la inversión pública del Estado en Cataluña, que invalidó la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut en 2010.

Todo mezclado, más la Ley de Dependencia

El supuesto "ahogo premeditado" de una comunidad que representa el 19% del PIB español, pasa también por la denuncia de la inversión entre los años 2009 y 2014, que se habría reducido en un 71%. La vicepresidenta del Govern, Neus Munté, también ha incluido el recorte de 240 millones de euros en la Ley de Dependencia.

La idea del Govern es ligar un paquete amplio, que incluye temas económicos, identitarios y culturales, para dejar al PP en un rincón. En la Crónica de una ofensiva premeditada se menciona también "el ataque" del Ejecutivo español al modelo educativo catalán, y el "menosprecio por la lengua", así como el reproche por la "pasividad" del Estado ante algunas actitudes "catalanófobas".

"Contra la identidad catalana"

Munté, una consellera que procede de la UGT, encuadrada en el sector socialdemócrata de Convergència, nunca posicionada como un alfil del independentismo, ha acabado asegurando que el "cahier de doléances" pretende "diagnosticar qué es lo que nos impide profundizar en el bienestar de las personas y en el autogobierno" de Cataluña.

Y no se ha olvidado de incidir en la "la ofensiva premeditada contra la identidad catalana". Todo ello a pocas semanas de las elecciones del 27 de septiembre, y con las entidades soberanistas divididas por la propuesta de lista unitaria de Artur Mas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad