Mas podría convocar una consulta sobre....el pacto fiscal

stop

ESTRATEGIA NACIONALISTA

Artur Mas y Núria de Gispert, el jueves en el Parlament./EFE/Toni Albir

05 de julio de 2013 (22:45 CET)

El comentario “ha ido demasiado lejos” se escucha de forma reiterada en determinados círculos políticos y económicos catalanes. La frase no evidencia que el President Artur Mas se haya equivocado –algunos sí lo creen-- sino que no puede ahora actuar como si no hubiera pasado nada. Es decir, que retira su propuesta, pacta alguna salida con el Gobierno de Mariano Rajoy y 'seguimos gobernando'.

Mas es muy consciente de ello, y no está dispuesto a renunciar a la convocatoria de una consulta de carácter soberanista. Pero si recibe una buena oferta del presidente Mariano Rajoy, como un posible pacto fiscal, la escuchará y la someterá a referéndum, como una posible alternativa a la negociación de la independencia de Catalunya.

Propuesta atractiva

En cualquier caso, Mas quiere que sea el conjunto de los catalanes los que decidan. “Si el conjunto del Estado hace una propuesta muy atractiva al pueblo catalán, a lo mejor se acoge”, señaló este viernes en una entrevista en el espacio Protagonistas de RNE.

La propuesta de Mas, o la invitación, en realidad, ¿fortalece o le resta fuerza al proyecto defendido hasta ahora?

Dirigentes de CiU señalan que lo mejor que podría pasar es que el Gobierno español acabe formulando una propuesta atractiva para Catalunya. Es lo que quiere el establishment y los que comienzan a dudar, en el campo nacionalista, de que el proyecto impulsado pueda acabar bien.

Mayoría aplastante

Y es que el muro es muy alto. Y las posibilidades de que CiU, junto a ERC, puedan saltarlo son mínimas. Sólo podría tener éxito si una mayoría aplastante de catalanes fuera en esa dirección. Pero las elecciones del 25N mostraron una realidad mucho más fragmentada.

El hecho es que Mas no ve ninguna posibilidad de acuerdo sobre el pacto fiscal. El Gobierno español “no lo quiere”, aseguró este viernes.

Adelanto electoral

Miembros de CiU auguran una única salida, por ahora. En función de cómo avance la situación, al President Mas no le podría quedar otra solución que adelantar las elecciones el próximo año, cuando tanto la federación nacionalista como ERC comprueben que no pueden convocar la consulta.

En ese caso, las elecciones adoptarían un carácter plebiscitario que presenta algunas importantes dudas. ¿Estará Unió Democràtica junto a CDC? ¿CDC querrá presentarse de la mano con ERC?

Y con unos nuevos resultados en la mano, ¿habrá declaración unilateral de independencia si se produce una mayoría nacionalista?

Mas sigue analizando todo ello, con la incorporación de nuevas voces. El presidente del Parlamento europeo, Martin Schulz, ha afirmado que la situación de Catalunya “es un asunto interno”, y que le corresponde a España arreglarlo.

En eso está Mas, esperando a Rajoy.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad