Mas: Rajoy sabe que “estoy dispuesto a dialogar”

stop

CONSULTA SOBERANISTA

22 de enero de 2014 (13:02 CET)

¿Quién rompe el fuego? Cuando se habla de diálogo, lo que se entiende con ello es muy diferente desde Barcelona o desde Madrid. El president Artur Mas ha querido contradecir al presidente Mariano Rajoy, al asegurar que el jefe del Ejecutivo español es consciente de su voluntad de dialogar y de iniciar un acercamiento.

Rajoy, en la entrevista en Antena 3 del pasado lunes, consideró que está dispuesto a hablar con Mas, pero que éste tomaba decisiones unilaterales. Es el argumento del líder del PP, quien en las últimas semanas insiste en que no podrá acordar nada si una de las partes toma decisiones por su cuenta, en referencia al acuerdo sobre la pregunta y la fecha de la consulta que Mas pactó, como líder de CiU, junto a ERC, ICV y la CUP.

Romper el bloqueo

Pero Mas no desea que la percepción sea la de dos gobernantes que, en realidad, buscan un choque institucional. Tras la petición del primer secretario del PSC, Pere Navarro, en la sesión de control en el Parlament, para que busquen una solución ante la actual situación de bloqueo, Mas ha sido tajante: “No nos ponga en el mismo saco con los que no quieren dialogar”, le ha pedido a Navarro.

Y ha añadido que Rajoy “tiene muchos indicios de que estoy dispuesto a hablar y a hacerlo discretamente”. Esa fórmula, las reuniones discretas, son las preferidas por Mas, aunque, posteriormente, se les de publicidad.

La petición de Navarro ha llegado después de que Rajoy, en esa misma entrevista, asegurara que Mas no le ha llamado.

La oferta de una nueva financiación


La idea, en todo caso, es que Mas, y así lo ha sugerido en el Parlament, ya habría contactado con Rajoy para una inminente reunión. Pero antes de que se produzca ha querido dejar claro que la consulta, marcada para el 9 de noviembre, “se celebrará”. Mas ha reprochado a Rajoy que si tiene un plan para Catalunya lo dé a conocer y que tenga en cuenta que “el 70% de los catalanes apoya la celebración de una consulta soberanista”.

Las relaciones con el PP siguen muy enrarecidas. La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho ha criticado a Artur Mas por “no tener otro plan que la consulta”, y le ha ofrecido la hoja de ruta del Gobierno español, que pasa por “abrir una negociación en el marco de la reforma de la financiación autonómica”.

Pero la gran línea de fuego en estos momentos es la consulta. Mas defiende que cualquier propuesta de Rajoy deberá pasar por un referéndum a los catalanes. Y, por ahora, esa posibilidad está totalmente cerrada por parte del PP.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad