Mas ratifica la consulta pero matiza que “hay un clima de diálogo abierto”

stop

Insiste en que la consulta se celebrará porque en Catalunya hay “base social y politica” para el referéndum

Artur Mas, en Madrid | EFE

30 de julio de 2014 (14:58 CET)

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha reiterado su intención de celebrar la consulta soberanista aunque matizó que “hay un clima de diálogo abierto” con el gobierno central, después de la reunión con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Pero Mas ha incorporado otros temas en la mesa de diálogo, principalmente los agravios del gobierno central, a juicio del gobierno autonómico.

Reclamaciones económicas

El presidente de la Generalitat ha presentado 23 reclamaciones entre las que destacan las infraestructuras, los conflictos de competencias, la mejora en la financiación para la sanidad, el decreto Wert y la mejora de las pagas a los empleados públicos.

"Son 23 temas de diferente índole pero afectan en el día a día en nuestra sociedad y en los cuales puede haber acuerdo", explicó Mas. El Gobierno de Rajoy anunciará que permitirá a las autonomías mayor flexibilidad para reembolsar los intereses devengados al fondo de liquidez autonómico (FLA).

Mas reconoce “problemas de legalidad”

Mas reconoció que, pese a que el proceso independentista cuenta con "una importante base social", la consulta tiene “problemas de legalidad”, pero apostó por crear una voluntad política para convertir su propuesta en legal. “Hay posibilidades de convertirla en una consulta legal si hubiese acuerdo para ello”, aseguró Mas.

"Tenía la expectativa de que el gobierno español tuviera una propuesta para resolver el conflicto político, pero esa propuesta no existe y por tanto no podemos valorarla", aseguró Mas. “La queremos hacer legalmente y hay maneras de hacerlo”, insistió.

La "fase siguiente"

Preguntado sobre si continuaría con la consulta, Mas contestó que no puede avanzar acontecimientos, pero negó que esté trabajando en un plan B, tal como han asegurado fuentes cercanas a su partido.

"Si el Estado decide entorpecer legalmente la consulta, entraremos en una fase distinta, pero no toca ahora hablar de esa fase", remató Mas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad