Mas reclama a los 'capitanes' empresariales que apoyen el proceso soberanista

stop

ENCUENTRO CON EMPRESARIOS

Artur Mas, Josep Oliu y Francesc Canosa./EP

14 de febrero de 2014 (16:10 CET)

Artur Mas no suele inventar términos ni expresiones. Pero bebe de las fuentes del catalanismo y se las conoce bien. Y en un momento de incertidumbre económica y política, inmerso en un proyecto soberanista que, por ahora, no tiene una fácil salida, el President ha apelado a los “capitanes de industria” para que apoyen el movimiento soberanista y Catalunya pueda dar un salto económico de envergadura.

Mas engarza con la petición que hiciera Jaume Vicens Vives en su histórica conferencia en el Cercle d'Economia, el 16 de octubre de 1958. España se preparaba para un proceso de liberalización, pilotado por los tecnócratas del régimen franquista, con políticos del Opus Dei como Laureano López Rodó, y la colaboración de economistas como Joan Sardà. Vicens Vives reclamó, entonces, a los “capitanes de industria” catalanes que asumieran el protagonismo, y unas nuevas responsabilidades para dar un vuelco a la situación económica. Y, precisamente, el Cercle d'Economia asumió el encargo.

Esfuerzo conjunto

Mas lo pide ahora de nuevo. “No paséis de la política”, les ha espetado a una nutrida representación de prohombres de la empresa catalana, que se han reunido en el Banc Sabadell en la presentación del libro de Francesc Canosa, Capitanes de Industria, explicados por sus hijos (moBilooks). En el auditorio del Banc Sabadell, con su presidente Josep Oliu como anfitrión, e hijo también de banquero, estaba una buena parte del mundo empresarial catalán de los últimos 50 años.

Bajo la mirada del President Jordi Pujol, Mas ha insistido en que lo que necesita Catalunya ahora “se debe hacer conjuntamente”. El esfuerzo colectivo, según Mas, se debe situar en varias direcciones: “tratar de recuperar una economía maltrecha, asegurar la cohesión social y apoyar el proceso político que vive Catalunya”.

En el autidorio estaban los protagonistas y los familiares de empresas como Guissona, Serhs, Esteve, Freixenet, Ferrer, Copisa, Agrolimen, Puig, Almirall, Miquel y Costas, Fluidra, Torres, Uriach y una larga lista. Son las familias que aparecen en el libro, junto a otras muchas, que representan el nervio de Catalunya durante los dos últimos siglos. Según el editor de la obra, Xavier Cambra, más de la mitad de las empresas “de los capitanes de la industria”, arrancaron en los años 40, 50 y 60 del pasado siglo, en momentos complicados, como los actuales.

Los catalanes "económicamente genéticos"

El President Mas, por tanto, ha tomado la iniciativa, consciente de que el mundo empresarial está siendo clave en la evolución del proceso político que vive Catalunya. Existen grandes diferencias en la apreciación del llamado proceso entre las pequeñas y medianas empresas y las grandes compañías catalanas o las grandes patronales, que han tomado una mayor distancia con las aspiraciones soberanistas que encarna el proyecto de CiU o de ERC.

La apelación de Mas llega cuando algunos empresarios de multinacionales, aunque fuera a título personal, han mostrado su rechazado al movimiento independentista, con el argumento de que Catalunya quedaría fuera de la UE.

Y los 'capitanes de la industria' son las empresas más punteras de Catalunya, son “los catalanes económicamente genéticos” de los que hablara Vicens Vives. “Ahora, cada uno desde su posición, debe asumir sus responsabilidades”, les ha recordado Mas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad