Mas y Junqueras lucharán ahora por los 'fichajes' de independientes en sus listas

stop

PROCESO SOBERANISTA

Santiago Vidal, Pep Guardiola y Carme Forcadell

Barcelona, 16 de enero de 2015 (20:25 CET)

Es una situación excepcional. Lo lleva repitiendo el President Artur Mas desde las elecciones de 2012, y esa etapa se podría alargar en el tiempo si el bloque soberanista logra la mayoría absoluta en las elecciones del 27 de septiembre. Tras el pacto alcanzado este miércoles, que no ha provocado, precisamente, la euforia de los soberanistas, ahora llega la hora de la lucha partidista por los supuestos iconos de la llamada –a pesar de la utilización de los partidos-- sociedad civil.

Los modelos son diferentes. Mas lleva meses con una idea que se podría hacer realidad de cara a septiembre. Recogiendo el intento de Convergència de lograr "la Casa Gran" del catalanismo, Mas podría impulsar una agrupación de electores, o una asociación ligada electoralmente a la "matriz" de CiU, si puede contar, finalmente, con Unió Democràtica. 

Independientes conocidos y activos en los medios


Las siglas, por tanto, se mantendrán, pero con la incorporación de independientes que ofrezcan una mayor transversalidad. Fuentes nacionalistas dan por hecho que CiU, con una fórmula u otra, contará con la presidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), a pesar de que sigue siendo una militante de Esquerra Republicana.

Forcadell se ha caracterizado en las últimas semanas por su acercamiento a las tesis del President, con su lista unitaria, aunque, al mismo tiempo, ha ejercido una enorme presión para que Mas adelantara las elecciones, sin agotar la legislatura, que sería en 2016.

Para Junqueras, en cambio, uno de los objetivos es el juez Santiago Vidal, que, por su cuenta y riesgo, --asegura-- ha elaborado una Constitución catalana. Por ese motivo el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) le abrió un expediente, que él espera que se acabe archivando, pero que podría comportar su suspensión. Vidal participa en tertulias en medios de comunicación, y se ha convertido en un activista del soberanismo, con lo que ha logrado ser un icono atractivo para ERC.

Los ex socialistas, con ERC


La fórmula de los republicanos es integrar a los independientes en la propia lista, al margen de poder contar con otras plataformas, como el partido de Ernest Maragall, Nova Esquerra Catalana, (NEC), con el que concurrió en las elecciones europeas. Siguiendo esa línea, Junqueras podría contar con otros ex dirigentes socialistas, entre ellos el ex diputado Toni Comín, que forma parte del entorno más estrecho del líder republicano.

La cúpula de Òmnium Cultural también es muy preciada, aunque la mayoría gira alrededor del President Mas. Su presidenta, Muriel Casals, ha expresado su deseo de quedar fuera de esas apetencias electorales, pero si Convergència se lo pide, para ir en una candidatura que encabece Mas, podría decantarse por el sí. En esa cúpula también figura el periodista Vicent Sanchis, también cercano a la órbita de Mas, o el periodista Francesc Marc Álvaro.

Economistas para formar parte del Govern


Uno de los grandes objetivos de Mas, cuyo nombre ya circulaba para las elecciones europeas, es el economista Germà Bel, experto en infraestructuras, y que fue diputado del PSC en el Congreso, y uno de los primeros socialistas que apostó por José Luis Rodríguez Zapatero como líder del PSOE.

Bel se ha ido decantando hacia las tesis soberanistas, y podría ser, incluso, un miembro del Govern tras las elecciones del 27 de septiembre.

El caso de Xavier Sala Martín, el "economista de Cataluña"


Compartiendo esas mismas tesis, aunque desde hace años, figura también Xavier Sala Martín, un economista que se ha convertido, gracias a los medios públicos de la Generalitat y del Grupo Godó, en el "economista de Cataluña".

Es un líder entre la parroquia independentista, y todos sus pronunciamientos públicos se consideran casi como un dogma de fe, sin necesidad de contrastarlos, como su afirmación de que hay dos constantes en el planeta: la velocidad de la luz y el déficit fiscal catalán. Eso provoca el entusiasmo de los independentistas. Es codiciado por Convergència, para ir en las listas y para formar parte del Govern.

Rahola y los académicos del Consejo Asesor del President


Luego están los miembros del Consejo Asesor para la Transición Nacional, formado por expertos del mundo académico, y de la comunicación, como la periodista Pilar Rahola, muy próxima y amiga del President y de su mujer, Helena Rakosnick. Rahola ha rechazado, públicamente, su interés por formar parte de las listas, pero si hay una petición formal, podría estar en la candidatura.

Dos académicos, el sociólogo Salvador Cardús y el politólogo Ferran Requejo, --que también estuvo a punto de formar parte de las listas en las elecciones europeas-- no hubieran tenido ningún problema en formar parte de una candidatura unitaria. Ahora se lo pensarían con mayor detenimiento, pero son personas que gustan en el entorno del President y de Convergència.

Junqueras, por tanto, deberá luchar con determinación si desea incorporar a esos supuestos iconos del independentismo. Mas quiere utilizar toda su influencia como President y no se lo pondrá fácil.

Guardiola y Llach, los símbolos


Esquerra sí podría contar con Lluís Llach, muy activo en los últimos días en su cuenta de twitter, con pronunciamientos a favor de las candidaturas separadas, como pedía Junqueras.

Mas, en cambio, podría retener, aunque fuera en el último lugar de la lista, como un símbolo enorme del independentismo y de la sociedad catalana, a Pep Guardiola, el ahora entrenador del Bayer de Munich, que no ha escondido su apuesta por una Cataluña independiente.

La lucha por esos nombres ha comenzado, aunque CiU y ERC deberán, mucho antes, concretar una hoja de ruta hacia la independencia, con actuaciones y planes concretos, que podrían pasar por hasta 23 pasos, para evidenciar que Cataluña es "un sujeto jurídico y político propios".

La lucha, ahora, en los municipios


Uno de los acuerdos es que las dos formaciones deberán apoyarse mutuamente en las elecciones municipales, para completar mayorías, sin están en peligro los alcaldes convergentes o republicanos.

Eso será más complicado, porque las particularidades locales permitirán alianzas diferentes. La portavoz de Convergència, Carme Conesa, alcaldesa de Sant Cugat, aseguró este viernes que no se descartan posibles acuerdos con el PP, si en un determinado municipio es necesario.

Por tanto, y al margen de los compromisos adquiridos, CiU y ERC inician a partir de ahora una enorme batalla por la hegemonía del soberanismo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad