España se rompe, pero Cataluña también, por el proceso soberanista. Imagen de la manifestación convocada por Societat Civil Catalana el domingo en Barcelona. Foto: EFE/

Masiva manifestación en Barcelona... y empieza la guerra de cifras

stop

Josep Borrell arremete contra Carme Forcadell por su actuación en el Parlament y pide "sensatez" y "convivencia"

Economía Digital

España se rompe, pero Cataluña también, por el proceso soberanista. Imagen de la manifestación convocada por Societat Civil Catalana el domingo en Barcelona. Foto: EFE/

Barcelona, 08 de octubre de 2017 (15:00 CET)

Los balances de participación en la manifestación de Barcelona a favor de la Constitución y la unidad de España difieren notablemente, como se esperaba. Aunque todas las fuentes coinciden en describir la concentración como la de mayor asistencia en la Ciudad Condal contra las tesis separistas. Las previsiones se desbordaron sin titubeos.

Se trataría de un millón de manifestantes, según los organizadores; la Guàrdia Urbana de Barcelona rebaja la cifra a 350.000 los ciudadanos que secundaron la concentración organizada por Societat Civil Catalana y otras 25 entidades.

El recorrido se amplió un kilómetro para dar cabida a los centenares de miles de personas. El objetivo del acto era dar visibilidad a la llamada "Cataluña silenciada", que representaría a los catalanes que rechazan el proceso soberanista.

También acudieron españoles procedentes de otros puntos del país en solidaridad con los primeros. 

Críticas de Borrell a los empresarios

Sobre las 14:30 horas se leyó el manifiesto de Mario Vargas Llosa y Josep Borrell. Pidieron poner fin a un "proceso" que genera "confrontación y desesperanza". El premio Nobel reivindicó el papel histórico de Barcelona como capital cultural y financiera de España.

El expresidente del parlamento europeo recordó que "las fronteras son las cicatrices a sangre y fuego que deja la historia sobre el terreno". Por ello, Borrell clamó "¡no más fronteras!".

Borrell también arremetió contra Carme Forcadell por su actuación en el Parlament y pide "sensatez" y "convivencia".  Criticó con dureza a los empresarios que ahora trasladan las sedes fuera de Cataluña. "¿Por qué habéis callado tanto tiempo?", les criticó con dureza. 

La gran duda en las esferas políticas es si la masiva manifestación de este domingo será capaz de frenar la virtual DUI con la que Carles Puigdemont amenaza para el próximo martes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad