Mato restringe la vacuna de la varicela a espaldas de los médicos

stop

El ministerio bloquea por sorpresa el suministro en las farmacias de todas las comunidades a excepción de Madrid, Navarra, Ceuta y Melilla

17 de octubre de 2013 (21:34 CET)

La decisión de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) de retirar de las farmacias la vacuna de la varicela ha hecho saltar por los aires la relación entre el Gobierno y la comunidad médica. Los pediatras han tenido conocimiento del bloqueo de este suministro por los propios pacientes y una breve nota enviada a los médicos del País Vasco y Galicia, según detalla el secretario del Comité Asesor de Vacunas de la Agencia Española de Pediatría, Francisco Álvarez.

A la desinformación y abandono que sienten los médicos, hay que sumar el trato desigual de esta medida. En la mayoría de las comunidades autónomas, el ministerio de Sanidad, que lidera Ana Mato (PP), financia la vacuna para los niños que tienen entre diez y 14 años --para reducir el gasto mediante esta limitación de edad-- en otras como Madrid, Navarra, Ceuta y Melilla también la ofrecen a pacientes más pequeños.

“La iniciativa del Ministerio se basa en un estudio matemático de hace 50 años pero no tiene ninguna razón científica”, subraya Álvarez.

Posturas discordantes

El Gobierno, por su parte, se defiende del ataque y las críticas que lanzan los especialistas. “Todos los niños, a la edad acordada por las diferentes comunidades autónomas son vacunados de forma gratuita. Se está produciendo la oportuna liberación de la citada vacuna”, aseguran fuentes ministeriales a Economía Digital.

Sin embargo, tanto los padres, como los médicos y los farmacéuticos alertan de esta problemática. Insisten en que es incomprensible que el Estado no permita a las familias que lo deseen vacunar a sus hijos más pequeños como medida de prevención. Los pediatras persisten en su asombro. “Me parece que es una película de ficción”, añade Álvarez.

“Los médicos son contrarios a que se vacune más tarde y prefieren en edades más prematuras pero la Agencia Española ha impuesto este criterio y de ahí la polémica. De momento el medicamento está restringido y no se sabe cuándo se volverá a servir en las farmacias”, aseguran fuentes del Col·legi de Farmacèutics de Barcelona.

70 euros cada dosis

Junto al malestar que se ha creado en los pacientes y médicos, cabe destacar el ataque que esto supone al laboratorio Sanofi Pasteur, responsable de la vacuna Varivax, que ha visto reducidas sus ventas de forma considerable prácticamente de un día para otro.

Su mercado en España se ha limitado a sólo cuatro autonomías. “El laboratorio nos consta que ha llevado esta medida a los tribunales y seguramente pedirá una indemnización por los daños ocasionados”, explica el portavoz del Comité Asesor de Vacunas.

Este medicamento contra la varicela se suministra en dos dosis. Cada una cuesta 70 euros, de modo que el daño económico a Sanofi crece cada día que esta medida sigue implantada.

Abaratar costes

“Podemos entender que hay crisis y que se financie menos pero otra cosa es limitar el suministro. Apenas un 5% de los niños llega a la adolescencia sin pasar la varicela. Suelen padecerla, en un 90% o 95% de los casos, en la infancia. Así que esta nueva medida sale mucho más barata al Estado”, matiza Álvarez.

Los pediatras están dispuestos a sentarse a hablar con la Aemps y el Ministerio de Sanidad y hallar una solución lo antes posible. Ponen de relieve que, aunque son los casos mínimos, en ocasiones se sufren complicaciones con la varicela. Recuerdan que no es un juego y que la enfermedad puede llegar a ser mortal.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad